A la deriva, Joc

Niños, Performance
0 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Cortesía de la producción)
1/5
Foto: Cortesía de la producción
 (Foto: Cortesía de la producción)
2/5
Foto: Cortesía de la producción
 (Foto: Cortesía de la producción)
3/5
Foto: Cortesía de la producción
 (Foto: Cortesía de la producción)
4/5
Foto: Cortesía de la producción
 (Foto: Cortesía de la producción)
5/5
Foto: Cortesía de la producción

Es un gran acierto que grandes joyas de la literatura universal lleguen al teatro infantil para que el público conozca estas historias. Es el caso de esta puesta en escena basada en Las aventuras de Huckleberry Finn, de Mark Twain.

A la deriva, Joc utiliza la técnica de títeres y manipulación de objetos para narrar la historia del pequeño Joc, un niño que escapa de su padre alcohólico y de las mujeres de su pueblo que tratan de educarlo como un puritano. La obra está contextualizada en los tiempos de esclavitud de los Estados Unidos, Joc recorre el inmenso río Misisipi y conoce a un chico afroamericano llamado Jim, quien se une a su viaje en la búsqueda de la libertad. 

Los títeres y artefactos diseñados por Iker Vicente poseen gesticulaciones que los llenan de personalidad. Estas joyas de la ingeniería tienen narrativa propia y movimientos tan singulares que parece que han cobrado vida propia.

Diego Santana, Bernardo Gamboa, Jesús Díaz y Ermis Cruz, son los actores que dan vida a los títeres que narran esta bella historia, todos bajo la dirección de Jacqueline Serafín.

Por Alejandra Villegas

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening