Cuentos de bichos

Niños, Performance
Recomendado
  • 4 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Cortesía de la producción)
1/2
Foto: Cortesía de la producción
 (Foto: Cortesía de la producción)
2/2
Foto: Cortesía de la producción

Cuentos de bichos es un espectáculo que forma parte del repertorio que Mario Iván trabaja desde hace 15 años y con el que invita al público a pasar un rato para imaginar. La intención es brindar diversidad y dignidad a la oferta cultural dirigida a los niños, es por ello que el actor utiliza diferentes cuentos y personajes como hilo conductor de sus shows, como Cri-Cri, Mozart y cuentos tradicionales mexicanos.

En esta ocasión, Mario Iván Martínez contempla la famosa fábula de Esopo La cigarra y la hormiga. Lo interesante de la puesta en escena es que el público presencia una adaptación de la historia, que incluye música, baile y la utilización de marionetas y muñecos de papel. La música es original del grupo Cántaro, proyecto que lleva 25 años componiendo canciones infantiles. La cigarra cantadora que no trabaja en el verano es interpretada por Mario Iván, y la hormiga es una simpática marioneta a la que él mismo le da voz y movimientos. Esta historia promueve los valores de constancia, disciplina y gratitud.

La segunda parte del espectáculo es una adaptación de la canción “Lucha la cucaracha cucha”, de grupo Cántaro, y el cuento Tianguis de nombres de Gilberto Rendón Ortiz. El cuentacuentos interpreta a una astuta cucaracha que abre un negocio para venderles nombres rimbombantes a los bichos del jardín.

Es así que una ingenua mariposa se contonea frente a las cucharachas y es timada al comprar el ridículo nombre de: doña Epigmenia Delaware Malacatidermites Ochicornia y Haynes Montañés de las Heras, Servando y Cliché.

El gran valor de la puesta en escena, además del trabajo de adaptación e interpretación de cada cuento, consiste en la maestría de Mario Iván por mantener a los niños atentos y participativos en cada momento. El público aplaude, ríe y hasta choca la mano del actor que no se conforma con estar en el escenario, baja y saluda a la audiencia.

Así que si quieres que tu hijo sienta mariposas en el estómago, este espectáculo para imaginar seguro lo logrará.

Por Alejandra Villegas

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening