0 Me encanta
Guárdalo

Historias con identidad cultural

Platicamos con Clarissa Malherios, directora de La Máquina de Teatro, una compañía que lleva a los escenarios lo mejor del teatro infantil. Nos contó sobre el reestreno de la puesta en escena La maizada y la importancia de llevar a los niños a los escenarios desde muy pequeños

Foto: Alejandra Villegas

¿Cómo surgió la idea de montar La maizada?
Es un proyecto que nace de un texto de David Olguín, un dramaturgo muy interesante e importante en México. Se basó en un cuento muy antiguo de la comunidad tzoque-popo- luca de los altos de Oaxaca, que habla sobre la historia del Niño del maíz, una especie de semidios que tiene una misión importante. Este personaje vive muchas aventuras con personajes maravillosos, como un pájaro carpintero y una iguana. Es una historia llena de aspectos de la cultura mexicana, tanto prehispánica como posterior a la conquista.

¿Cómo fue el reto de trasladar la historia a un público infantil?
Sí, es un mito complejo. Incluso algo extraño, pero el ejercicio que hice con los actores fue desmenuzar la narrativa para hacerla clara, contar muchas veces la historia para que fluyera. Hago mucho teatro para niños, así que conozco bien a mi público. También trabajamos con títeres, máscaras y música en vivo. Es muy divertida porque se cantan partes de la historia. Tenemos proyecciones en vivo hechas como en cine a mano, con dibujos. Todos los objetos son hechos con materiales artesanales, cosas hechas de maíz, como sombreros de paja.

¿Por qué crees que es importante que los mitos y tradiciones antiguas lleguen a las nuevas generaciones?
Es fundamental que la gente encuentre en las historias su identidad cultural. Nosotros, como La Máquina de Teatro, tenemos esa preocupación por rescatar valores y no sólo de la cultura original, sino valores éticos de la vida, como el respeto a los animales, a la naturaleza y a sí mismos.

¿Tienes algún consejo para los papás que traen sus niños al teatro?
Después de las obras deben platicar con ellos, compartir su opinión sobre las tradiciones o lo que más les gustó del espectáculo. El teatro es una voz determinante en la vivencia de un niño, más porque actualmente están acostumbrados a la bidimensionalidad de otros medios. El teatro da una posibilidad participativa, es una forma de aprender a relacionarse, porque deben ocupar todos sus sentidos y su imaginación.

Comentarios

0 comments