¡Raro pero cierto!

0 Me encanta
Guárdalo
¡Raro pero cierto!
Foto: Alejandra Carbajal

¡Nadie más curioso que un niño! Por eso, con este proyecto se tiene la intención de cultivar el hambre de conocimientos de los visitantes al Papalote. Los niños descubren datos científicos interesantes sobre el universo, el cuerpo humano y diferentes ámbitos de la naturaleza.

Datos como que la tortilla es uno de los alimentos que los astronautas comen en el espacio o que el meteorito que mató a los dinosaurios hizo uno de los cráteres más grandes del mundo se exhiben en las exposiciones permanentes del museo.

También ofrecen actividades paralelas como los talleres Misión espacial, en el que los niños construirán un satélite; Cierto o falso, que es una competencia para analizar si las frases que leyeron son verdad o mentira; y Operación cuerpo humano, donde los asistentes relacionarán las funciones de los órganos y aparatos del cuerpo. La oferta de estos talleres depende del día en el que visites la exposición, aquí puedes revisar la programación completa.

Al final del recorrido los visitantes pueden calificar las frases más divertidas o extrañas en un juego interactivo llamado Rarómetro. Los fines de semana también pueden participar en un rally para resolver acertijos. 

Por Alejandra Villegas

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening