175 años de objetos fotográficos. Del daguerrotipo a la selfie

Arte, Fotografía
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Cámara de fotógrafo de agüita (Foto: Gil Camargo)
1/13
Foto: Gil Camargo
Cámaras Contarex (Foto: Gil Camargo)
2/13
Foto: Gil Camargo
Cámaras instantáneas (Foto: Gil Camargo)
3/13
Foto: Gil Camargo
Cámaras Leica (Foto: Gil Camargo)
4/13
Foto: Gil Camargo
Cámaras reflex de paralelaje  (Foto: Gil Camargo)
5/13
Foto: Gil Camargo
Fotografías de delincuentes (Foto: Gil Camargo)
6/13
Foto: Gil Camargo
La famosa Brownie de Kodak (Foto: Gil Camargo)
7/13
Foto: Gil Camargo
Marlinyn Monroe en México (Foto: Gil Camargo)
8/13
Foto: Gil Camargo
Película fotográfica  (Foto: Gil Camargo)
9/13
Foto: Gil Camargo
Mural hecho con selfies (Foto: Gil Camargo)
10/13
Foto: Gil Camargo
Primera cámara 3D (Foto: Gil Camargo)
11/13
Foto: Gil Camargo
Primeras fotografías 3D (Foto: Gil Camargo)
12/13
Foto: Gil Camargo
 (Foto: Gil Camargo)
13/13
Foto: Gil Camargo

Debido al gran acervo de fotografía y piezas relacionadas con la vida cotidiana que tiene el Museo del Objeto del Objeto, nace esta exposición en la que los visitantes darán un viaje por 175 años de historia del arte fotográfico.

Los curadores Eugenia Macías y Antonio Soto se dieron un clavado en las 12 mil imágenes que integran la colección del museo. Gracias a la selección exhaustiva ordenaron la exposición en ocho ejes temáticos.

Al entrar te encontrarás con la sala dedicada a las primeras tecnologías. Verás piezas como los famosos daguerrotipos (fotos sobre láminas de metal), cámaras gigantescas y retratos del siglo XVIII, que son agrupados cronológicamente para entender su evolución. En esta sección no podía faltar la clásica cámara Brownie de Kodak.

El recinto dedica otro espacio a los retratos. Aquí observarás desde las primeras fotos de delincuentes que usaba el gobierno de Estados Unidos, hasta de personajes prominentes de la política y la fárandula; como la famosa fotografía de Marilyn Monroe, tomada por el mexicano Antonio Caballero, en su primer visita a México.

En el eje temático de lugares y arquitectura hay imágenes del antiguo Parque España y del Castillo de Chapultepec. En la sala contigua se muestran las cámaras más famosas, desde la Exacta II, de 1950, hasta la Leica M3, de 1954. También se observa la transición a la fotografía doméstica con la Súper 8, las cámaras instantáneas y los comerciales de los sesenta y setenta promocionando productos Kodak, Polaroid y Fujifilm.

Como la ciencia es importante para el desarrollo de nuevas tecnologías, la penúltima sala expone el cambio de lo análogo a lo digital. Podrás ver un ejemplar de la primera cámara digital, que usaba casettes y se tardaba 15 minutos en proyectar la imagen en una pantalla.

La exposición cierra con una reflexión sobre las selfies. ¿Será que la fotografía ha perdido ese valor artístico con la democratización de las cámaras? ¿Cuál es la importancia del trabajo de los fotógrafos profesionales en un mundo en el que todos podemos capturar imágenes con un smartphone?

Esos son ejemplos de interrogantes que el último núcleo de la muestra busca generar en los visitantes. En el sótano del museo verás un mural hecho de cuatro mil fotos en el que se proyectan las selfies más famosas de todos los tiempos. 

Por Gil Camargo

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening