0 Me encanta
Guárdalo

Adiós Roma, hola Anáhuac

La galería Chic by Accident se mudó de la Roma a la Anáhuac. Su creador, Emmanuel Picault, nos cuenta a dónde se llevó lo más chic de este espacio

Cortesía galería Chic by Accident

"¡Extrañaré las nalgas del David de la Plaza Rio de Janeiro!" reclama Emmanuel Picault, arquitecto francés y dueño de la galería Chic by Accident que hace un mes se mudó de la Roma a la Anáhuac.

Para Emmanuel, creador de los bares Revés, M.N. Roy y Jules, el proceso artístico es entrar en resonancia con el proyecto y dejarse ir; no entregar una tarjeta de presentación que diga "artista". Tiene una fijación por el detalle y la conversación que el espacio genera con el usuario como relación cotidiana.

Hoy, a 10 años de haber arrancado su galería, cuenta con medio millar de clientes, aunque patra él son 500 posibilidades de pasarla bien.

La mudanza está hecha, ¿en qué cambiaron?

Con sus viejas fábricas abandonadas, la Anáhuac nos permitió conseguir una superficie con montacargas y talleres. Integramos en un sólo espacio el despacho de arquitectura con la galería. Un cambio radical estéticamente para acompañar una selección quizás más radical de nuestras piezas del diseño mexicano del siglo XX. Las piezas cambian, ¡lo chic se queda!  

Hablando de chic, ¿el DF es chic por accidente?
Podría decir que más bien mi vida en el DF es chic por accidente. Trato de poner una mirada singular frente a todo, pero el DF es demasiado amplio como para decir que es sólo chic. Me gustan los colores y las formas. En la Doctores y en la Peralvillo, la herrería me evoca. Me encuentro en cada esquina con cosas que me nutren el ojo...

¿Qué lugares fungen como inspiración para ti, en el DF?
No tengo expectativas: las cosas me hablan o no. Mis puntos de referencia en la ciudad son geografía emocional a los que acudo cuando me pregunto "¿qué chingados hago aquí? Algunos serían: el Espacio Escultórico, el mirador de la Torre Latino, el Anahuacalli, el Museo de Antropología, CU, las Torres de Satélite, el Museo El Eco y, en general, las calles de la Roma.

¿Qué opinas de la Estela de Luz?
Hay una palabra que me gusta usar para este tipo de obras: irrelevante. Es una cochinada... Nunca estará en las miradas ni en la historia de la gente.

¿Qué tienen el Jules, Revés y el Roy que no tienen otros antros?

Esos sí son chic by accident. Tienen una soltura que le faltan a muchos sitios, y no sólo en el DF. Hablo de soltura frente al uso, eso los hace humanos y amables. Junto con Ludwig Godefroy nos dimos chance de atrevernos más: generar búsqueda, echarnos al vacío sin red de contención.

¿Por qué debería alguien contratarte?
Por la franqueza que tengo frente a la materia prima y la claridad en torno a los proyectos.

¿Cuál es tu lugar favorito de diversión?
Broka, me gustan el chef y el lugar, porque no entiendes nada: parece desorganizado, pero tienes el mejor servicio del mundo, humano y relajado.

¿Qué es lo más chic del DF?

El clima. Es súper chic. Lo menos chic, los sismos. ¡Te cagas!

¿Qué artista te parece el más innovador de la ciudad?

Héctor Galván. Él sí es totalmente chic by accident.

¿Cuál es tu ruta para sensibilizarte?
Abrir el ojo. Desarrollar los sentidos.

¿Tu hobby?
Me encierro en mi casa de campo con mi gente más íntima.

¿Por qué vives aquí?
Por el alimento diario. Por la alegría cotidiana de vivir aquí, con altos y bajos, pero con sorpresas. Es una ciudad fuerte, inmensa, pero funciona. No sé cómo. Es un paquetazo en el cual hay que encontrar las herramientas para pasársela bien.

¿Estás enamorado del DF?
Estoy aquí porque el desarrollo de los sentidos está mucho más despierto que en Europa. Nos estamos abrazando todo el tiempo y todos los días. ¡Está increíble!  Es una historia de deseo. Mi deseo hacia México es muy profundo, pero no trato de aclararlo, su profundidad me basta.

La galería Chic by Accident está en Lago Texcoco 112-K, primer piso, Anáhuac. 5511 1312. Entrada gratuita.

Comentarios

0 comments