0 Me encanta
Guárdalo

Alam + Petrov

Convirtieron una primaria abandonada en su galería. Te presentamos a este trío que rompe, de forma divertida, los esquemas de la producción del arte contemporáneo

 (Foto: Cortesía Alam + Petrov)
1/6
Foto: Cortesía Alam + Petrov
 (Foto: Cortesía Alam + Petrov)
2/6
Foto: Cortesía Alam + Petrov
 (Foto: Cortesía Alam + Petrov)
3/6
Foto: Cortesía Alam + Petrov
 (Foto: Cortesía Alam + Petrov)
4/6
Foto: Cortesía Alam + Petrov
 (Foto: Cortesía Alam + Petrov)
5/6
Foto: Cortesía Alam + Petrov
 (Foto: Cortesía Alam + Petrov)
6/6
Foto: Cortesía Alam + Petrov

Mientras espero a Alam Barrón en la esquina de Rebollar y Gelati, en la San Miguel Chapultepec, aprovecho para observar el mural que viste la fachada de esta antigua casa.

Es un enorme marco dorado que contiene un paisaje urbano trazado a carboncillo, inspirado en una fotografía de principios del siglo XX.

Si se mira desde la banqueta, los árboles se integran a la composición. El mural cobra vida. Éste es sólo uno de los proyectos de Alam y su equipo.

Él llega tarde. Lo acompañan su esposa, la exmodelo brasileña Larissa Petrov, y su hija, Lydka. Está tan apenado por su demora que tengo la impresión de estar frente a un hombre de familia y no ante un galerista o un artista. Me da la bienvenida a Alam + Petrov.

Alam estudió administración de empresas en Alemania, aunque confiesa que siempre quiso tomar fotografías. La moda era otro de sus intereses. En 2006, coordinó un desfile en el Fashion Week México. "Traje una marca sueca de ropa orgánica. Larissa fue una de mis modelos".

Aunque Alam se enamoró casi a primera vista, pasó más de un año hasta que se volvieron pareja. Se acercaba 2010. Con todo el furor por el Bicentenario de la Independencia, Jorge, el hermano de Alam, le propuso realizar una serie de fotografías inspiradas en elementos mexicanos y exponerlas en su hotel boutique, Casa Conde. "A la exposición llegaron galeristas de Nueva York, arquitectos de Suiza, gente de [Art] Basel. Empezamos a vender obras y eso nos dio seguridad", dice Alam.

Con ese proyecto nació oficialmente Alam + Petrov: una firma compuesta por Alam, Jorge y Larissa.

En 2012, algunas fotografías de esa serie formarían parte de una subasta de arte organizada por la Fundación México Vivo, en el Museo de Arte Moderno. Sin preverlo, ya estaban dentro del circuito de artistas. Sin duda, parte de la fórmula fue estar en el momento adecuado con la gente adecuada, aunque Larissa lo recuerda un poco más idealista. "No pensábamos en si nos iría bien o no. Simplemente lo hicimos", dice.

Un elemento que los distingue es su forma de trabajar en conjunto en una variedad de proyectos. Lo mismo producen obras de arte que realizan colaboraciones de packaging con marcas, como las jaboneras de Blumen. Este grupo abre las puertas de su espacio para que otros artistas exhiban su obra y también dirigen proyectos de arte urbano. Ellos se ven a sí mismos como una marca: Alam + Petrov.

En el camino se han topado con gente del cerrado círculo artístico que menosprecian esta forma de trabajar. "Al comienzo, nos encontramos con un galerista 'importante' que, después de mencionarle que vendíamos algunas de nuestras obras en concept stores, nos dijo que si queríamos vender cuadros nos fuéramos a la Lagunilla. Poco tiempo después, nos dio mucha risa encontrar a la venta una foto de su galería junto a la nuestra, en la misma tienda de diseño. La actitud de esta persona nos inspiró a crear nuestra serie Take Off your Mask, hecha con muñecas Barbie", comenta Alam.

Cuando Jorge Barrón vio el anuncio de "Se renta", se imaginó todo lo que podrían hacer en ese inmueble, que antiguamente había sido una escuela primaria.

Sacaron costales llenos de basura y trajeron galones de pintura para darle una nueva vida al lugar. Así, lo conviertieron en un espacio para exposiciones.

La idea original era tener un lugar para exponer su propia obra, un showroom; sin embargo, todo fue más allá.

Los salones se transformaron en salas de la galería, el patio central, en una explanada para eventos e instalaciones. El antiguo salón de música lo hicieron taller y adaptaron espacios para que los artistas pudieran hospedarse mientras trabajaban. En la azotea dejaron un muro para que los artistas urbanos ensayaran sus bocetos a gran escala.

A partir de que se unieron a la Ruta de Galerías de San Miguel Chapultepec, el lugar se clasificó como una de ellas. "Decidimos abrir las puertas a artistas, como la sueca Emma Filipsson, la china Tingting Yang o el reconocido artista sueco Per Hüttner", dice Alam.

Mientras conversamos, los carpinteros dan los toques finales a la pieza de Hüttner, hospedado ahí. La obra es un poste de luz que se transformó en una escultura que alude al "remo aventador", de La Odisea. Es la continuación de un proyecto que presentó en el Museo de Arte Moderno de Sao Paulo, en 2013. "Es la primera vez que Hüttner exhibe en México. En 2009 hizo una exposición sobre la relación de La Odisea,de Homero, y Ulises,de James Joyce. Aquí retomó la idea. Trabajó con otro músico sueco, Jean-Louis Huhta, para unas piezas sonoras".

Tras la entrevista, el grupo fue a Alemania y Polonia para recopilar testimonios de la boticaria más longeva de Europa, Margarete Jentschura, de 101 años.

"La entrevistamos y seguimos la ruta que tomó después de que la despojaron de su casa en Breslavia (Polonia). Visitamos los lugares por los que pasó hasta llegar a su ciudad actual. Vamos a hacer un ensayo fotográfico y una exhibición en la galería", escribe por correo Alam. Termina la carta con un emoticón sonriente.

Alam + Petrov es una microempresa de arte o un negocio familiar que ganó reconocimiento de manera poco convencional. Pocos hubieran apostado a que dos hermanos con formación en negocios y una modelo tendrían éxito en el mundo del arte.

Este trío está al mando de un proyecto que produce arte en la calle, apoya talentos extranjeros de primer nivel e impulsa nuevos personajes creativos del DF.

Alam + Petrov. General Rebollar 80, San Miguel Chapultepec. Previa cita. alampetrov@alamm.se

Comentarios

0 comments