Arrecife

Danza, Experimental
0 Me encanta
Guárdalo
Arrecife
Cortesía MUAC

Entre los siglos XV y XVII, un desenfreno colectivo conocido como baile de San Vito solía presentarse en las comarcas europeas. ¿La causa probable? Claviceps purpurea, un hongo que habitaba el centeno y cuyo derivado fue ingrediente del LSD, sintetizado por Albert Hofmann. Era una especie de plaga de baile involuntaria y perecedera, documentada por cronistas y pintores de la época, como Pieter Brueghel.

Pero ¿la danza contemporánea puede generar un ‘contagio’ similar? En palabras de Gaston Bachelard, “la energía es una estética” y ésta se consume, ya sea que se mire o se ejecute. La energía como deleite es un reto en el que se involucran ejecutante y espectador. Tal parece ser parte de la propuesta del grupo de danza y arte Colectivo A.M. y su proyecto Arrecife, que la utiliza como crisol de puntos de vista en torno a un problema que ellos mismos plantean: los límites del archivo como registro de tiempo real. ¿Qué define lo efímero? ¿Y si un mismo acto es documentado de maneras diferentes?

De entrada, vale decir que un mismo acto –u objeto– nunca es el mismo. Si bien lo tangible de una pintura permite una multiplicidad de lecturas, ¿qué pasa si una misma coreografía se repite durante nueve días? Sin imaginar que un espectador común tendrá una lectura distinta, el colectivo va más allá del archivo personal. La pieza en movimiento será experimentada por nueve especialistas, que van de artistas visuales a ingenieros de audio y científicos, mismos que ofrecerán, desde su ámbito, una documentación sobre la pieza.

Tal como lo declara el Colectivo, su intención es “invertir, a partir de la danza, la lógica del archivo para someterla a la de la escena”. Que la danza, aun cuando se presenta en un recinto así, no pierda su naturaleza “inmaterial”. El resultado serán nueve archivos muertos de una coreografía inasible hasta cierto punto gracias a la danza como experiencia y no como objeto estático.

Si bien la idea de esta puesta en escena puede parecer más interesante que el resultado, tendremos que apropiarnos de una o nueve de esas representaciones y archivarla, visitando el archivero (museo). Después sabremos si va más allá de la ocurrencia contemporánea y surge un contagio verdadero.

Por Alfredo Quintana Garay

Publicado

Teléfono del evento 5622 6972
Sitio web del evento http://www.muac.unam.mx
LiveReviews|0
1 person listening