Bosco Sodi, Croacia

  • 2 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Bosco Sodi, Croacia
Kevin Kunstadt
Bosco Sodi

A pesar de ser un artista que ha tenido una buena proyección a nivel internacional, poco se ha oído hablar en México de Bosco Sodi: apenas una exposición en la galería Hilario Galguera el año pasado y ésta en San Ildefonso. En su obra, el mexicano copia la fórmula del éxito del expresionismo abstracto de los años cuarenta y cincuenta en Estados Unidos: el gran formato, aquel que te hace enfrentarte a una obra y sentirte apantallado, minúsculo frente a ella, y por lo mismo te hace reflexionar. Sin embargo, a diferencia de la obra de artistas como Mark Rothko o Jackson Pollock, el material que utiliza Sodi tiene más volumen, y la atmósfera de la muestra es como estar entre grandes pedazos de pulpa roja, similar al material con el que se hace el papel reciclado, que de pronto se craquela y da la sensación de tierra seca, de distintos tipos de vegetación marciana. La obra de Sodi es muy subjetiva: la experiencia sensorial y la percepción pueden ser completamente diferentes para cada espectador. Así como puede evocar sentimientos o recrear paisajes de algunas regiones en el mundo, también puede no tener consecuencia específica. No obstante, la muestra es algo monótona, ya que todas las piezas son del mismo color, la misma textura, la reiteración un mismo tema.

Por Begoña Irazábal

Publicado