Bridget Tichenor

  • 4 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Bridget Tichenor
Bridget Tichenor

Bridget Tichenor pertenece a la misma camada de artistas surrealistas europeos que adoptaron a México como hogar después de la Segunda Guerra Mundial pero, tristemente, su nombre y su obra es mucho menos famosa que el de sus colegas Remedios Vario o Leonora Carrington. Nacida en París pero criada entre Inglaterra, Italia y Francia,  Bridget se instaló en México en 1953, después de que su primo Edward James la invitara a visitarlo a su casa en Xilitla y ella se enamorara de este país, dejando atrás su vida como mujer casada y editora de moda en Vogue para convertirse en una artista surrealista en México. Aunque siempre estuvo rodeada por la crema y nata del arte, fue tímida para moverse en el circuito, y para mostrar y vender su obra; más bien, quería dedicar toda su energía a pintar. Sus piezas, que ella llamaba “sub-realistas”, nos transportan a una serie de mundos oníricos habitados por criaturas frágiles y misteriosas, animalísticas y mitológicas: seres cubiertos por máscaras y por trajes en forma de huevo, de pájaro o de caracol, que insisten en mirarnos con ojos impecables que parecen estar vivos. Muchos de estos cuadros se exponen por primera vez, en una muestra imperdible que reúne 110 óleos y 39 dibujos que la artista realizó en nuestro país. Es una oportunidad rara y quizá única de ver reunida más de la mitad de su obra, bajo la dirección museográfica de su amigo, el artista Pedro Friedeberg, y de conocer y reconocer, al fin, su imponente legado artístico.

Por Cynthia Arvide

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening