0 Me encanta
Guárdalo

Danh Vo وادي الحجارة

Platicamos con la curadora Magalía Arriola sobre la obra del artista vietnamita que ahora se presenta en el Museo Jumex

 (Foto: Alejandra Carbajal)
1/4
Foto: Alejandra Carbajal

Es una réplica idéntica, a escala 1:1, de la Estatua de la Libertad, creada por Auguste Bartholdi, la cual se conforma por 250 pedazos de cobre. Esta pieza es el símbolo del sueño americano, la libertad y la democracia. Danh Vo vendió por separado –en todo el mundo– los fragmentos de su reproducción. Se trata de una metáfora sobre la idea de libertad y la imposibilidad de lograrla. Estos pedazos de cobre pueden dar la esperanza de su existencia, pero no es así, porque es imposible juntarlos otra vez. Desde su concepción, esta obra está condenada a no existir. La pieza que se muestra aquí pertenece a la Colección Jumex.

 (Foto: Time Out México)
2/4
Foto: Time Out México

Se trata de un candelabro comprado por Danh Vo durante la remodelación del antiguo Hotel Majestic de París, lugar que funcionó como sede del Centre de Conférences Internationales. En él se firmaron los acuerdos de paz por Estados Unidos, Vietnam del Norte y Vietnam del Sur el 27 de enero de 1973.

 (Foto: Alejandra Carbajal)
3/4
Foto: Alejandra Carbajal

Cuando la abuela de Danh Vo emigró a Alemania en los años setenta, recibió un paquete de bienvenida por parte del Programa de Apoyos a Inmigrantes, el cual incluyó  una televisión, un refrigerador y una lavadora. Estos objetos, banales y domésticos, se encuentran tal y como los dejó su abuela, sucios. Danh Vo los colocó uno sobre otro para formar una especie de tótem acompañado por un crucifijo que la iglesia católica otorgó a su pariente.

 (Foto: Alejandra Carbajal)
4/4
Foto: Alejandra Carbajal

Danh Vo muestra una serie de bolígrafos de Robert S. McNamara, quien fue Secretario de Defensa de Estados Unidos durante la presidencia de John F. Kennedy. Con estas plumillas se firmaron varios documentos en la Casa Blanca, como el Tratado de prohibición parcial de ensayos nucleares y una ley que le permitió al presidente gastar millones de dólares en armamento militar, con la finalidad de desarrollar una estrategia de defensa en Vietnam del Sur.

¿Qué pasaría si los bolígrafos de los presidentes hablaran? Tal vez, un elemento como este parece insignificante, pero no es así para Danh Vo. El artista vietnamita, exiliado en Dinamarca en 1979, se vale de objetos con un significado histórico y político para reflexionar sobre los efectos de la colonización en el mundo.

"Su trabajo se vincula con las migraciones políticas, culturales y económicas", explica la curadora Magalí Arriola. "El hilo conductor de su obra es la fragmentación de objetos que jugaron un papel histórico determinado, cuyas consecuencias fueron más grandes de lo que uno puede imaginar".

La curadora nos habla sobre cuatro obras de este artista que se presentan en el Museo Jumex.

Danh Vo وادي الحجارةMuseo Jumex. Mar-dom 11am-8pm. $30. Hasta el 25 de febrero.

Comentarios

0 comments