De ida y vuelta. Lance Wyman: íconos urbanos

Arte, Diseño
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Alejandra Carbajal)
1/8
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
2/8
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
3/8
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
4/8
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
5/8
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
6/8
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
7/8
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
8/8
Foto: Alejandra Carbajal

¿Quién no identifica el pato de estación Candelaria, la mariposa de Juanacatlán o la campana de Insurgentes? Para todo aquel que vive en el DF, estos íconos se han vuelto parte de la identidad no sólo del Metro, sino de la ciudad misma.

Estas imágenes son parte de la obra del diseñador Lance Wyman, quien pisó México por primera vez en 1966, al participar en el concurso para el diseño de los Juegos Olímpicos de México 68 (su propuesta de logotipo resultó ganadora).

En una sala del Muac se presenta un recorrido por el proceso creativo y los resultados ya tan conocidos de Wyman, quien se ha convertido en un personaje clave del diseño gráfico de las últimas décadas.

Se presenta por primera vez una muestra de su trabajo con una museografía vistosa, en la que se incluye la recreación de un vagón del Metro y versiones a gran escala y en 3D de algunos de sus logotipos (como el del Hotel Camino Real).

En realidad, lo interesante de la muestra está contenido en lo más discreto: las proyecciones, los bocetos y las fotografías que permiten conocer el proceso de investigación y abstracción que realiza Wyman hasta obtener la creación de los íconos urbanos que se han vuelto parte de la historia y de nuestro imaginario cotidiano y colectivo.

Por Cynthia Arvide

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening