El Partenón, arquitectura y arte

Arte
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
El Partenón, arquitectura y arte
Cortesía Museo Nacional de Arquitectura

No hay restos óseos que evidencien la existencia de Minotauro ni una pitonisa que nos brinde la visión del Partenón dentro del Palacio de Bellas Artes, pero la anastilosis (técnica de reconstrucción de los bienes arqueológicos) del Palacio de Cnosos, donde caminara la criatura mítica, sugiere que –tal vez– dentro dos mil años el recinto mexicano podría sufrir lo mismo: ser reconstruido a partir del estudio minucioso de su arquitectura. Esta es una de las premisas de esta exposición.

Gracias a la gestión de instituciones como la Comunidad Helénica de México y el Santo Arzobispado Ortodoxo Griego de México, la muestra contará con diversos elementos multimedia que permitirán al espectador visualizar con detalle los elementos de construcción, arte y diseño de dicho patrimonio cultural de la humanidad.

El proyecto no pretende mostrar las ruinas sino el esplendor del templo. Con materiales visuales y estudios arquitectónicos y artísticos de organismos como el Nuevo Museo de Acrópolis, la Oficina de Restauración de Monumentos de Acrópolis y el Museo de la Ciudad de Atenas, podrá revisarse tanto la historia como el contexto de este monumento dórico construido entre el 447 y 432 a. C.

La tecnología será un elemento esencial en el disfrute y aprendizaje de este Partenón restaurado, gracias a lo que ha desarrollado el Technological Educational Institute of Crete. Sobre este punto, el arquitecto y conservador griego Alexandros Apostolakis, curador y líder del proyecto, explica que dispone de una tecnología láser única en el mundo para la restauración. "Nos enviarán material para mostrar a México esta técnica y lo más moderno en restauración que se aplicó por vez primera en el Partenón”.

El friso del Partenón y su narración con sus cerca de 400 figuras son un documento esencial de la devoción a Atenea y cuya interpretación aún se discute. De igual manera, su influencia en el arte griego posterior es inegable y, gracias a documentos escritos, fotografías y videos se logrará que el visitante tenga una visión completa de la importancia de este templo.

"Habrá un área interactiva donde podrán verse videos y jugar con ciertas aplicaciones con el tema del mismo monumento”, dice Apostolakis sobre una exposición que tendrá un objetivo didáctico y privilegiará los nuevos estudios a través de documentos y ejercicios multimedia.

Con la victoria de los griegos sobre los persas de Darío "el Grande", en la Batalla de Maratón en el año 490 a. C., se inició un periodo que definió no sólo la destreza bélica de los atenienses, sino una época de alrededor de tres siglos que permitió el desarrollo de las artes y ciencias griegas que definirían gran parte de la cultura occidental.

Las 22 mil toneladas de mármol que ostentaba el Partenón hace 2,500 años, son un símbolo de esa sabiduría que también merece ser restaurada. Para verla no requerirás de un oráculo.

Por Alfredo Quintana

Publicado

LiveReviews|0
2 people listening