El regreso del dinosaurio

Arte
Recomendado
  • 4 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Paola Monter)
1/4
Foto: Paola Monter
 (Foto: Paola Monter)
2/4
Foto: Paola Monter
 (Foto: Paola Monter)
3/4
Foto: Paola Monter
 (Foto: Paola Monter)
4/4
Foto: Paola Monter

Erick Meyenberg mira al pasado y hace una revisión del presente como si fuera una excavación arqueológica. Redescubre el fósil del dinosaurio, la atracción principal del Museo de Historia Natural (que en 1913 ocupara las instalaciones del Museo Universitario del Chopo) y crea una alusión con el retorno del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la presidencia de la República.

A partir de un diorama, modelo de exhibición que simula escenas tridimensionales de ecosistemas, el artista recrea con espuma de poliuretano, resina y pintura, los huesos de un diplodocus, un fósil de dinosaurio que en los sesenta fue trasladado al Bosque de Chapultepec.

“Es un emplazamiento irónico que se basa en lo artificial de un diorama. Es un acomodo que pretende ser natural, pero lo único que evidencia es su artificialidad. Así hay que observar la situación del país, como un diorama de la política, por esa noción que nos dan de un 'nuevo PRI’”, asegura Meyenberg.

A los fósiles los acompañan una serie de primeras planas de periódicos publicadas el primero de diciembre de 2012 (el día de la toma de protesta de Enrique Peña Nieto) y fotografías de expresidentes del partido tricolor, sobre las que reposan restos de espuma, lijas, estopas y guantes de látex. La composición no es intencional, se trata de una suerte de incidentes ocurridos en el proceso de creación, a decir de Erick. Sin embargo, este sustancial detalle que atribuye significado a la pieza no lo explica la curaduría de la muestra.

“Al momento de preparar el poliuretano, empezaron a crecer una especie de piedras sobre las piezas, como fósiles. Decidí recuperarlos como estratificaciones geológicas de significados”, añade el artista egresado de la ENAP.

Al recorrerla no pases por alto la carga interpretativa de la iluminación. Meyenberg se vale de focos verdes, blancos y rojos para hacer un uso simbólico del color y aludir a la bandera de México y a las tonalidades del PRI (partido que tiene sus instalaciones cerca del museo). Así logra establecer una revisión no sólo del edificio, sino del barrio entero. ¿Regresó el dinousario a Buenavista, colonia vecina del Chopo?

El regreso del dinosaurio aborda sin miedos ni titubeos la analogía entre el PRI ─que duró 70 años en el poder─ y lo arcaico de los fósiles.

“Aprovecho este guiño irónico del dinosaurio para hacer un puente entre el museo y el presente histórico-político. Somos una sociedad en eterno retorno, que no aprendemos de los errores y que, por alguna razón, nos gusta comprobar históricamente lo que ya sabemos".

"Es fundamental utilizar el arte porque apela a cuestiones vitales de los humanos que un ensayo político o el activismo per se no lo tienen. Por ejemplo, el establecer relaciones simbólicas y emocionales con la materia y con el cuerpo del espectador. Dependiendo del lugar y de la forma en que los elementos se coloquen en el espacio, estos otorgan información que afecta al espectador de diferentes maneras. Creo que ahí radica la potencia de la representación artística”, asegura Meyenberg. 

Por Paola Monter

Publicado

Teléfono del evento 5548 8490
Sitio web del evento http://www.chopo.unam.mx
LiveReviews|0
1 person listening