El reino de las formas. Grandes maestros

Arte, Pintura
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
El reino de las formas. Grandes maestros
El triunfo de la fe. Jan Ijkens (detalle)

Reunir tres colecciones en una muestra de grandes maestros de pintura europea promete mucho. El acervo del Museo Soumaya (polémico por su origen y su aparatoso espacio, que contrasta con ciertos vacíos en la calidad de su contenido), podría exaltarse al asociarlo con la colección del Museo Franz Mayer y la del Museo Nacional de San Carlos. Tal como ocurre en la exposición El reino de las formas. Grandes maestros.

60 obras de pequeño, mediano y gran formato ocupan cuatro salas del antiguo Palacio del Conde de Buenavista (o para los mortales, el Museo Nacional de San Carlos).

Alejandro López y Héctor Palhares hacen con esta alianza, si no una magna exposición, sí una sugerente evidencia del desarrollo de temas y estilos de los artistas de los siglos XIV al XVIII, algunos de ellos fundamentales para la historia de la pintura en el arte europeo.

Vidas de santos y mártires, escenas religiosas, mitos y alegorías ocupan la primera parte de la muestra, que continúa en el piso superior del museo, dedicado a la tradición civil con retratos y paisajes.

El poder confrontar técnicas y usos de la imagen en el recorrido de El reino de las formas, bajo la curaduría de Marco Silva Barón, es precisamente uno de los méritos de esta colaboración. Comparar, por ejemplo, el manejo de la expresión de la impactante Santa Águeda –obra del napolitano Andrea Vaccaro (1604-1670)–, con otro impecable manejo del fondo, el color y la didáctica la obra del Confesiones de San Agustín, del español Francisco de Zurbarán (1598-1664).

Retratos como los de Alonso Sánchez Coello (1531-1588), Sir Joshua Reynolds (1723-1792) o Marie Louise Élisabeth Vigée Le Brun (1745-1842), casi al cierre de la exhibición, ejemplifican distintos usos simbólicos y políticos del género retratista; y, aunque no es lo más sobresaliente de su obra, el visitante no querrá perderse los estudios paisajistas de Jan Brueghel, tanto de “el Viejo” (1525-1569) como de “el Joven” (1601-1678).

Por Cinthya García Leyva

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening