En esto ver aquello. Octavio Paz y el arte

Arte
Recomendado
  • 5 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Cortesía Museo del Palacio de Bellas Artes)
1/10
Foto: Cortesía Museo del Palacio de Bellas Artes

Yves Tanguy, Untitled, © Donación de la Sra. Jacqueline Littlefield. The San Diego Museum of Art.

 (Foto: Cortesía Museo del Palacio de Bellas Artes)
2/10
Foto: Cortesía Museo del Palacio de Bellas Artes

Robert Motherwell, Face of the Night (For Octavio Paz), 1977-1981, ©Colección Modern Art Museum of Forth Worth.

 (Foto: Cortesía Museo del Palacio de Bellas Artes)
3/10
Foto: Cortesía Museo del Palacio de Bellas Artes

Edvard Munch, Madonna, 1902.

 (Foto: Cortesía Museo del Palacio de Bellas Artes)
4/10
Foto: Cortesía Museo del Palacio de Bellas Artes

Juan Gris, Cuchara y tazón, 1918, Colección Pérez Simón.

 (Foto: Cortesía Museo de Bellas Artes)
5/10
Foto: Cortesía Museo de Bellas Artes

José Guadalupe Posada. Magia blanca y magia prieta s/f, Museo Nacional de Arte INBA

 (Foto: Cortesía Museo del Palacio de Bellas Artes)
6/10
Foto: Cortesía Museo del Palacio de Bellas Artes

Abraham Ángel, La mulita, 1923, Museo de Arte Moderno, INBA.

 (Foto: Cortesía Museo del Palacio de Bellas Artes)
7/10
Foto: Cortesía Museo del Palacio de Bellas Artes

Xavier Villaurrutia (Atribuido 1903-1950), Maqueta de escenografía, s/f, Coordinación Nacional de Literatura, INBA.

 (Foto: Cortesía del  Museo del Palacio de Bellas Artes)
8/10
Foto: Cortesía del Museo del Palacio de Bellas Artes

Juan Rodríguez Juárez, De español y de india, produce mestizo, ca. 1720. Colección Pérez Simón.

 (Foto: Cortesía Museo del Palacio de Bellas Artes)
9/10
Foto: Cortesía Museo del Palacio de Bellas Artes

Jackson Pollock, No. 15, 1950, Los Ángeles County Museum of Art.

 (Foto: Cortesía Museo del Palacio de Bellas Artes)
10/10
Foto: Cortesía Museo del Palacio de Bellas Artes

Balthus, the living room, 1942. Propiedad de John Hay Whitney. ©Imagen digital, The Museum of Mordern Art, New York.

La figura de Octavio Paz es capaz de generar amor y odio al mismo tiempo. El primer acercamiento a su obra siempre es difícil, seguro en la prepa te dejaron leer El laberinto de la soledad. ¿Cuántos sólo hojearon el libro o no lo terminaron de leer?

Una de sus grandes pasiones, a veces desconocida, fue precisamente el arte (dos de los tomos de sus Obras Completas son sobre este tema); además, mantuvo una relación cercana con varios círculos artísticos como el surrealista.

En la exposición En esto ver aquello. Octavio Paz y el arte se presentan más de 220 obras, provenientes de 96 museos y colecciones particulares. A través de cuatro ejes temáticos, descubrirás la relación del Premio Nobel de Literatura con el arte y te acerarás a su obra de forma lúdica y, en muchos casos, te sorprenderás.

Óleos, esculturas, fotografías, libros, grabados y dibujos, tanto de arte moderno internacional como de arte mexicano, se presentan en esta muestra. Destacan obras como Madonna, de Edvard Munch; El poeta y su musa, de Giorgio de Chirico; Ventanas en la noche, de Edward Hopper; Núm. 15, de Jackson Pollock; y El golpe maestro del leñador de hadas, de Richard Dadd, por mencionar sólo algunas. Como provienen de museos de todo el mundo, quizás no tendrás oportunidad de volver a ver estas piezas en la ciudad.

Hay una serie de esculturas provenientes de la India, donde Paz fue embajador de 1962 a 1968. Además, está presente su interés por el mundo prehispánico, como la figura del Chac Mool. Esta pieza inspiró a Henry Moore para crear Reclining Figure: Arch Leg, una de las cuatro esculturas monumentales que se encuentran en la explanada del recinto.

Otro de los momentos sobresalientes del recorrido se encuentra en el núcleo "Mestizaje y milagro", en el que se muestran las dos representaciones más conocidas de Sor Juana Inés de la Cruz, realizadas por Miguel Cabrera y Juan de Miranda.

Gracias a la curaduría, a cargo de Héctor Tajonar, la apreciación de las obras se complementa con audio y videos, además de libro objetos y de las primeras ediciones de las obras de Octavio Paz.

Por Magdalena Carreño

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening