0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista con Kraken

Que ya amanezca. Que no amanezca es la exposición de Ricardo García "Kraken", un publicista y artista que aborda el sentido de la oscuridad en el individuo a través de 113 piezas

 (Foto: Paola Monter)
1/3
Foto: Paola Monter
 (Foto: Paola Monter)
2/3
Foto: Paola Monter
 (Foto: Paola Monter)
3/3
Foto: Paola Monter

¿Cuál es la tesis de Que ya amanezca. Que no amanezca?
Esta exposición explora de manera filosófica y antireligiosa la verdad a través de las sombras. En este discurso, la luz es algo cegador que sólo te hace ser un borrego, es decir, ser exactamente igual a todos los demás. Lo que propongo es descubrirnos como seres naturales a través de la oscuridad y reconocer nuestros instintos más animales.

¿Cómo nace el nombre de esta exposición?
Nació de un malviaje, después de dos días de no dormir y de desmadre. Ya quería que amaneciera, necesitaba ver un poco de luz, tanto en mis decisiones como en mis caminos filosóficos. Pero justo cuando amaneció, me di cuenta de que estaba en contra de esto mismo, de la luz cegadora, del sol, de dios.

Tu estética se caracteriza por abordar las sombras. ¿Qué simbolizan?
He descubierto una parte oscura de los humanos, en la que cabe el enojo, la nostalgia, el abandono y la depresión. Estos temas me interesan mucho, porque te dan pauta para redescubrir algo nuevo. Pueden sonar muy trillados, pero he intentado enfocarlos a mis gustos y a mis influencias que van desde el arte de Goya hasta los cómics.

En la propuesta plástica de esta exposición predomina el blanco. ¿Es intencional?
Hay un pequeño balance entre blanco y negro. Hay más blanco porque lo uso como vacío. El negro llena mucho y se lee como la combinación de todos los colores. No solamente la nostalgia, el olvido y el vacío del ser tienen que ver con lo negro.

¿Qué materiales utilizaste en estas piezas y cuánto tardaste en elaborarlas?
Trabajé con tinta china, acuarela, acrílico y carbón. Antes sólo usaba tinta negra, ahora incluí un poco de roja. Todas las piezas son el resultado de un año entero de trabajo. Unas las hice en un día, otras en tres horas y, algunas de gran formato, en seis días. También hay un par de instalaciones volumétricas en vidrio.

Aunque en este momento te separas de la publicidad, ¿seguirás haciendo carteles para conciertos?
Claro. Tengo una gran colección que expuse en la feria de carteles del South by Southwest (SXSW). Lo bonito de hacer un póster de rock es que te dan libertad para crear una visión de la música. Me ha tocado hacer algunos para bandas que me gustan mucho como Queens of the Stone Age, Black Sabbath y Kiss & Mötle Crüe.

Que ya amanezca. Que no amanezca. Galería del Edificio Vizcaya. Hasta el 26 de marzo.

Comentarios

0 comments