Grita en silencio / Memoria que se borra

Arte, Audiovisual
Recomendado
  • 4 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Time Out México)
1/5
Foto: Time Out México
 (Foto: Time Out México)
2/5
Foto: Time Out México
 (Foto: Time Out México)
3/5
Foto: Time Out México
 (Foto: Time Out México)
4/5
Foto: Time Out México
 (Foto: Time Out México)
5/5
Foto: Time Out México

Cuando Vida Yovanovich fue en busca de su propia historia al campo de concentración en Mauthausen, Austria, se encontró con la memoria resguardada por este lugar, al que llegaron republicanos españoles.

Como si fuera el recorrido hecho por la fotógrafa, la exposición abre con un par de preguntas: “¿qué pasa cuando se grita en silencio?" y "¿qué pasa cuando la memoria se borra?”. Ambos cuestionamientos funcionan como un punto de partida; pero al concluir la visita invitan a reflexionar sobre ellos, aunque algo cambió en este tránsito.

Esta muestra se debe sentir. La oscuridad a la que fue sumergido el Laboratorio Arte Alameda, apenas se rompe con las ocho instalaciones (video, fotografía y audio) de Yovanovich que se presentan. La primera pieza marca el comienzo del viaje, sin un tiempo definido, con la proyección de un recorrido en tren.

Más adelante, en Torre de control varias voces superpuestas pronuncian una misma frase en diversos idiomas, que remiten a las 17 nacionalidades de los prisioneros de Mauthausen. Hay que elevar la mirada y descubrir un cielo lleno de nubes.

En Grita en silencio / Memoria que se borra se reflexiona en torno a la memoria histórica. A diferencia de otros trabajos de Yovanovich, en estas imágenes la figura humana es suprimida. Quedan sólo los espacios como un indicio del paso del tiempo.

La instalación con cuatro imágenes de un sauce, en las que se aprecian las estaciones del año, es a la vez el fantasma y el recordatorio de miles de personas que murieron. Este árbol fue sembrado precisamente en el lugar donde se enterraron los cuerpos.

La única obra que rompe la uniformidad cromática es la imagen de un niño con unos globos en la mano, de fondo se aprecia el campo de concentración.

A partir de este campo de concentración en la actualidad, la artista proyecta en nuestra memoria un futuro a través un hecho histórico.

Por Mariana Guillén

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening