0 Me encanta
Guárdalo

La ciudad contemporánea

Rodrigo Hidalgo es colaborador de La Ciudad de México en el tiempo, un impresionante archivo fotográfico conformado por cerca de 80 mil imágenes de la ciudad, principalmente del siglo XX. Ha colaborado en la investigación arquitectónica para exposiciones del Museo de los Ferrocarrileros y del MODO

Foto: María José Cortés

Cambió la forma de vida en la ciudad. Fue un arquitecto que edificó conjuntos habitacionales, escuelas, centros urbanos y hospitales. Es de su autoría la primera unidad habitacional en la ciudad: el Centro Urbano Presidente Alemán (1949). Antes había hecho la Escuela Nacional de Maestros (1945).

En su obra aplicó los conceptos de arquitectura funcionalista que aprendió de Le Corbusier. Uno de sus proyectos mejor logrados fue el Conjunto Urbano Nonoalco Tlatelolco (1964), donde introdujo diversos conceptos, como las supermanzanas (bloques habitacionales comunicados por pasos peatonales) y en donde más de la mitad del terreno se destinó a áreas verdes.

Otro conjunto interesante fue el Multifamiliar Juárez, que desafortunadamente se perdió con el sismo de 1985. Pani solía invitar a artistas, muralistas y escultores a participar en sus proyectos con tal de integrar sus ideas. Carlos Mérida, por ejemplo, hizo los murales de este conjunto habitacional de la Roma.

De Pani es también el Conservatorio Nacional de Música, en Polanco, y el antiguo Hotel Plaza, en Insurgentes y Sullivan, que fue remodelado hace poco.

Entrado el siglo XX es difícil encontrar leyendas, pero una muy interesante está relacionada con el sismo de 1985.

A principios de septiembre de ese año, hubo una granizada torrencial que cubrió la ciudad de blanco. Mucha gente cuenta que era un espectáculo impresionante, algo completamente inusual. Días más tarde, el 19, fue el terremoto.

Muchos relacionaron estos hechos y lo vieron como un presagio: la inusitada precipitación de granizo había anunciado una tragedia. El año pasado hubo unas granizadas muy fuertes y algunos recordaron esa mañana funesta de mediados de los ochenta, decían que era probable que volviera a ocurrir. Coincidentemente, días después hubo un temblor, aunque de menor intensidad.

Fue el 4 de septiembre de 1969. Su llegada cambió por completo la vida en la ciudad. Todos se querían subir, incluso venía gente de otros estados para verlo. Primero se inauguró la Línea 1, de Chapultepec a Zaragoza. En 1970 se inauguraron la Línea 2, de Tacuba a Tasqueña, y la Línea 3, de Tlatelolco a Hospital General.

Tanta era la importancia de Tlatelolco que se hacía necesaria una estación en la zona. Hay crónicas que hablan de las impresiones de la gente: muchos le tenían miedo, especialmente la gente mayor, desconcertados por la novedad, desconfiaban de las escaleras eléctricas. A pesar de que en muchos aspectos se ha deteriorado, sigue siendo la columna vertebral del transporte en la ciudad. 

 

Comentarios

0 comments