La danza de los espectros

Arte, Pintura
Recomendado
  • 4 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Leonora Carrington (Foto: Cortesía Museo de Arte Moderno)
1/3
Foto: Cortesía Museo de Arte Moderno
Alice Rahon (Foto: Cortesía Museo de Arte Moderno)
2/3
Foto: Cortesía Museo de Arte Moderno
Leonora Carrington (Foto: Cortesía Museo de Arte Moderno)
3/3
Foto: Cortesía Museo de Arte Moderno

¿Cuál fue el legado de los artistas europeos que emigraron a México a mediados del siglo XX y cómo influyó este nuevo contexto cultural en su producción? Esta reflexión da origen a la exposición La danza de los espectros a través de un recorrido por el trabajo de Leonora Carrington, Alice Rahon, Remedios Varo, José Horna y Wolfgang Paalen.

A través de 101 piezas —escultura, pintura y dibujo—, se muestra la herencia surrealista de estos artistas, quienes a su llegada a nuestro país continuaron su producción dentro de esta vanguardia artística. Sin embargo, hay resonancias de este nuevo universo temático que representó México para ellos.

La exhibición, con la curaduría de Gonzalo Ortega, es un ejercicio museográfico articulado en cuatro ejes temáticos, por lo que las obras no se encuentran en orden cronológico ni tampoco hay una división entre las piezas de cada artista.

Esta suma de singularidades aborda desde la concepción y articulación del espacio —como las construcciones imposibles de Remedios Varo, por ejemplo, en el cuadro Paisaje, torre, centauro— hasta la construcción de los personajes en el núcleo “Bestiario”. En esta sección se presenta la pintura Reflection on the Oracle (1959), de Leonora Carrington, y frente a ella, en el centro de la sala, las esculturas que hizo esta artista de los mismos personajes.

La exposición es un punto de partida para reflexionar sobre la diferencia entre el surrealismo europeo y las otras tendencias que florecieron en el país, como el realismo mágico, una especie de derivado que sí tuvo auge entre los artistas mexicanos.

Por Mariana Guillén

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening