0 Me encanta
Guárdalo

Salman Rushdie para niños

Luka y el fuego de la vida es una excelente opción para presentar a este conocido escritor con los más jóvenes

El gran fabulador Rashid Khalifa ha caído en un sueño profundo y su hijo Luka, de 12 años de edad y ansioso por ser adulto y vivir emocionantes aventuras, ingresa accidentalmente al mundo de los sueños.

En este lugar, idéntico al "mundo real" pero donde los colores son mucho más vivos, se le presenta a Luka la oportunidad de robar el Fuego de la Vida, único elemento capaz de devolverle la conciencia a su padre.

El niño –basados en que la pubertad comienza a los 13– deberá librar diferentes obstáculos para pasar al "siguiente nivel" y salvar sus progresos, cual si de un juego de video se tratara.

Con dicho argumento y al ritmo de "érase una vez...", el inglés Salman Rushdie, quien nació Bombay, en 1947, le escribe este relato a su hijo como regalo por su duodécimo cumpleaños.

Quizá esto explica el tono "amoroso" y aleccionador de un título que parece pensado como lecciones básicas para quien pronto será un hombre, y que toca profundos temas que seguramente comenzará a formularse. ¿Qué había antes de esa explosión generadora del cosmos?, sí, sobre el mal llamado Big Bang, pues de acuerdo a uno de los personajes no puede ser "big" si no hay algún otro "bang" con el cual compararse. O bien, sobre el sentido mismo de la vida o el peso de la muerte y el olvido en el día a día.

Con un magistral y divertido manejo del lenguaje –por ejemplo, la sultana de un reino de faltosos al respeto no podría ser otra que la Insultana– y muchas referencial al mundo mágico de los niños de hoy, los juegos de video, Luka y el fuego de la vida es la mejor forma para ingresar al universo simbólico y literario de Salman Rushdie, porque la única razón para no haber leído a este autor, famoso por Los versos satánicos, es tener 12 años de edad.


Comentarios

0 comments