0 Me encanta
Guárdalo

Tepetongo. Balneario Crítico

Un espacio para reflexionar sobre el pensamiento crítico y el feminismo

 (Foto: Alejandra Carbajal)
1/2
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
2/2
Foto: Alejandra Carbajal

Es un "balneario crítico": no hay toboganes ni alberca, pero sí mucho clavado. El proyecto tiene sede en la casa de Mauricio Patrón y Ana Emilia Felker y es un espacio abierto a gente interesada en el pensamiento crítico, el feminismo y el arte contemporáneo. 

En el lugar suceden exposiciones, un seminario sobre necropolítica (un concepto teórico que busca explicar la industrialización de la muerte) y un evento llamado Domingo drag (picnic con la premisa de travestirse y reflexionar sobre códigos de género). 

La pareja vivió un par de años en España y se inspiró en lugares como Espai Colona para convertir uno de los cuartos de su depa en una galería. 

Felker recuerda un anuncio que vio de niña sobre un balneario llamado Tepetongo, que por cierto nunca visitó. "Deleuze dice que desear algo es una especie de delirio. El nuestro es este balneario ficticio", comenta. 

Abrieron con la muestra Habitaciones de servicio de la peruana Daniela Ortiz, en la que, a partir de una serie de fotografías y planos arquitectónicos, se analiza el tamaño de las habitaciones en casas de prestigiosos arquitectos, y se hace evidente el contraste de las recámaras principales con los espacios de las empleadas del hogar. Curiosamente la galería Nadie para presidente, donde se exhibe la muestra, era el cuarto de servicio. 

Tepetongo. Visitas previa cita. Facebook: tepetongobalneariocritico

Comentarios

0 comments