0 Me encanta
Guárdalo

Watchmen, la novela gráfica

El cómic creado por Alan Moore y Dave Gibbons, con el sabor real de esta historia

A pesar de que se ha vuelto un lugar común decir que se prefiere el libro a la película, el valor del cómic creado por Alan Moore y Dave Gibbons bien merece ser llamado, con todas sus letras, novela gráfica, ya que en este particular volumen, tradición y modernidad literarias junto a cánones y vanguardias del cómic dan como resultado un relato magistral.

Si se conoce la película se tiene ya la noción de una excelente historia: personas enmascaradas que combaten el crimen pero que no dejan de ser humanos con debilidades, vicios y pasiones (excepto por el increíble personaje del Dr. Manhattan); todos ellos relacionados en torno al asesinato de uno de los enmascarados, The Comedian.

A pesar de que el filme tiene su propio encanto, desde la fotografía hasta el reparto, la novela gráfica brinda al lector una riqueza mayor. El asesinato desata una serie de interrogantes que se relacionan a fondo con la Guerra Fría y un posible universo alterno en donde puede haber un desenlace diferente. El lector comienza a especular los motivos políticos, pasionales o personales del homicidio (al más puro estilo de la novela negra); cada personaje es analizado y expuesto en su complejidad psicológica, lo que permite mantener el misterio del móvil hasta el final.

Aunado a los conflictos, la trama comunica una serie de pistas mediante textos insertados: fragmentos de un libro escrito por uno de los personajes, recortes de artículos periodísticos, entrevistas o cartas que, además de brindarle verosimilitud al universo Watchmen, abren las posibilidades al lector para aclarar el misterio, comprender a los personajes y sus motivaciones, así como descubrir los antecedentes de todo lo que se resolverá en los últimos capítulos.

La reflexión principal sobre el poder y sus consecuencias (cohesionadas mediante la constante visualización de un grafiti que evoca al verso de Juvenal, "Who watch the watchmen"), no sólo la convierte en una obra crítica hacia los excesos del poder, sino que también puede leerse como el cuestionamiento a esa gran nación que se ha declarado la "policía del mundo". No es casual que existan ya estudios relacionados a esta compleja historia: su gran riqueza literaria, la técnica y su trasfondo político y filosófico la han convertido ya en una referencia imperdible para los lectores, sean o no amantes del cómic.

Reseña cortesía de Cafebrería el Péndulo

Comentarios

0 comments