0 Me encanta
Guárdalo

Álvaro Velázquez Mantecón nos cuenta sobre Graciela Iturbide: Avándaro

Platicamos con el curador de la muestra fotográfica de Graciela Iturbide que conmemora los 45 años del Festival Rock y Ruedas de Avándaro

Foto: Alfredo Vélez

Conciertos se han vivido muchos, pero ninguno como el Festival Rock y Ruedas de Avándaro. Este evento marcó la historia de la contracultura en México y la fotógrafa Graciela Iturbide captó estos momentos a través de su lente. Hablamos con Álvaro Velázquez Mantecón, quien se encargó de curar la exposición que reúne este legado en el Museo Universitario del Chopo.

¿Por qué después de 45 años revelan estas fotografías al público?
Graciela Iturbide fue al festival de Avándaro en el 71. En esa época se estaba iniciando en la fotografía. Tomó esta serie fotográfica e inmediatamente tuvo mucho éxito, la discusión sobre lo que había sucedido en el concierto estaba candente. Emmanuel Carballo tenía la editorial Diógenes así que hicieron un libro con ese material. El concierto fue en septiembre y a finales de ese año lanzaron el librito, con textos de Luis Carrión y con las fotografías de Graciela Iturbide, fue su primer libro. Pero es un material que estuvo inactivo por mucho tiempo, aunque el libro tuvo un impacto importante, las condiciones de edición e impresión no le habían hecho mucha justicia a las fotografías y en la muestra tenemos las imágenes en un buen tamaño de impresión para poder aprécialas mejor.

Cuéntame más sobre la peculiar manera de fotografiar de Graciela Iturbide, ¿Cómo es que surge esa conciencia compartida entre el fotógrafo y el personaje?
Este por el estilo muy personal que tiene Graciela. No es un fotógrafo que esta agasajado tomando fotos, es una persona que se sienta y que tiene un dialogo explícito. Cuando tu miras la imágenes, muchas veces te queda claro que la persona está consiente de que está siendo fotografiada, es una relación de dialogo y esto genera una mirada muy empática en la fotografía misma.

¿Cuál es el mensaje que quieren dar a conocer con esta exposición?
Es una exposición que tiene dos grandes objetivos. Por una parte mostrar un trabajo poco conocido de Graciela Iturbide hoy en día, que en su momento fue muy valorado pero ahora es un segmento no tan explorado dentro de la gran producción de Graciela.

El segundo objetivo es mostrar a la gente interesada en la historia de la contracultura mexicana cómo sucedió este legendario festival, que vean el tipo de gente que fue. La muestra incluye documentales y películas que se filmaron en aquella época, será un ejercicio interesante tanto para los que ya saben sobre el tema como para los que no conocen nada.

De las 56 fotografías de Graciela Iturbide, ¿cuál cree que sea la más icónica o la que mejor represente el momento?

Es difícil encontrar “la fotografía”, hay muchas. No soy capaz de seleccionar una sola que represente el momento, la importancia del trabajo radica en el conjunto de la serie fotográfica. Pero imágenes como la de “la encuerada” son un elemento mítico, este acontecimiento fue de lo más recordado y todo el mundo se preguntaba: ¿Quién fue la encuerada de Avándaro? Incluso Graciela tiene una serie sobre la encuerada que es súper interesante, no sólo por el hecho de que sea una chava desnuda durante el concierto, sino porque tiene mucha agudeza para ver quienes están mirando ese espectáculo, cómo reaccionó la prensa y los chavos a su alrededor capturando el momento.

¿Crees que el rock en la actualidad tenga la misma influencia en la sociedad?
Son momentos muy distintos. Avándaro fue el gran evento sobre la contracultura mexicana, de hecho fue tan grande que fue la causa de su fin, porque la reacción fue censurar las manifestaciones culturales de masa juveniles. Después de Avándaro hubo una época de sequía en la que no hubo grandes conciertos masivos y el rock tuvo que ser refugiado en el hoyo funky (lugares en los que se interpretaba rock en México en la década de los setenta) y no vuelve a atraer atención mediática sino hasta finales de los ochenta. Ahora vivimos en una sociedad donde la cultura popular esta asimilada con los medios masivos de comunicación y la reacción ya no sería la misma de la de aquel entonces.

Lee nuestra reseña de la exposición Graciela Iturbide, Avándaro.

Comentarios

1 comments