Espejos de realidad

Arte, Pintura Gratis
0 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Cortesía Museo de Arte de la SHCP)
1/4
Foto: Cortesía Museo de Arte de la SHCP
 (Foto: Museo de Arte de la SHCP)
2/4
Foto: Museo de Arte de la SHCP
 (Foto: Cortesía Museo de Arte de la SHCP)
3/4
Foto: Cortesía Museo de Arte de la SHCP
 (Foto: Cortesía Museo de Arte de la SHCP)
4/4
Foto: Cortesía Museo de Arte de la SHCP

El término voyerista es usado normalmente con una connotación de perversión sexual, sin embargo, en la muestra pictórica de Santiago Carbonell esta palabra viene a la mente por el mero placer de mirar la belleza y técnica de su obra. Mientras recorres la exposición sentirás que en cualquier momento el personaje de la pintura puede mirarte, si es que no lo hace ya. Por lo que la sensación voyerista no sólo viene de asomarnos a ese reflejo íntimo de las imágenes que cautivan, sino de la impresión del público de ser percibido por la pintura.

Santiago Carbonell comenzó a pintar a los seis años. Es un viajero nato, en su juventud vivió en España, Estados Unidos e Italia, además de Ecuador su país. Lleva 30 años en México, específicamente en Querétaro y la mayor parte de su obra la hizo aquí. Carbonell ha experimentado con distintas técnicas; primero basadas en el informalismo o expresionismo de la España de los setenta y actualmente se acerca al realismo y fotorealismo.

“Un artista realista no debe evolucionar, no sé si involuciono o no, pero sí he dado saltos, para mí la técnica es un trabajo de taller: descubrir secretos guardados o recrearlos” explica Carbonell, quien recrea vicios y virtudes de distintas técnicas de escuelas realistas para lograr una puesta en escena a través de su pintura. Se permite ciertas licencias poéticas en las que mezcla elementos cotidianos, espirituales, religiosos y populares. El artista califica a las 28 obras que integran la exposición como un popurrí o tutifruti de lo que ha sido su vida.

Las pinturas exhibidas en Espejos de la realidad son crónicas que rompen fronteras, Carbonell narra aquello que vio en sus viajes a medio oriente, anécdotas de sicarios, movimientos sociales como el 15M o el de los 43 estudiantes de Ayotzinapa. También verás un volcán femenino emblemático de la Ciudad de México o escenas de lo que sucede a través de la cerradura en un cuarto de hotel.

“Me gusta pintar la belleza, es más difícil por la forma de la línea, se transforma como una partícula cuántica: cuando te acercas cambia”, comenta Carbonell respecto a la estética de sus obras, las cuales ya sean de influencia clásica o fotorrealista te dejan enganchado, pues delatan la enorme pasión por el arte y la técnica de su autor.  

Por Luisa García

Publicado

LiveReviews|0
NaN people listening