Los niños del siglo XIX

Arte
  • 4 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Pamela Magdaleno)
1/5
Foto: Pamela Magdaleno
 (Foto: Pamela Magdaleno)
2/5
Foto: Pamela Magdaleno
 (Foto: Pamela Magdaleno)
3/5
Foto: Pamela Magdaleno
 (Foto: Pamela Magdaleno)
4/5
Foto: Pamela Magdaleno
 (Foto: Pamela Magdaleno)
5/5
Foto: Pamela Magdaleno

Nunca se es demasiado viejo para jugar. Los niños del siglo XIX, la más reciente exposición del MODO, nos recuerda que todos llevamos un niño dentro. El recinto exhibe cerca de mil objetos, entre los cuales destacan curiosos juguetes, vestimenta, libros, fotografías y muebles.

La época del siglo XIX es importante porque no fue sino hasta entonces que el niño dejó de ser considerado un adulto en formación. A pesar de que el juego es parte de la naturaleza humana, el mercado nunca antes había ofrecido material lúdico para los niños. En este periodo se le comenzó a prestar atención a la etapa de formación del infante y salieron a la luz los juguetes con un sentido pedagógico.

El objetivo de la exposición es mostrar una recapitulación histórica de la evolución que tuvo el papel de los niños en la cultura mexicana del siglo XIX, esto a partir de los cambios que sufrieron los objetos de la infancia.

La curaduría estuvo a cargo de Gustavo Amézaga, quien se detuvo a seleccionar minuciosamente juguetes y otros objetos con los que creció un sector de niños mexicanos durante este siglo.

Y ya que se habla de niños, la museografía se hizo pensando en ellos. Detalles como las vitrinas de menor altura y las repisas invertidas harán que la visita de los pequeños sea más atractiva. Por si fuera poco, se integró una sala lúdica, donde todos los miembros de la familia se divertirán en las diferentes actividades, que están inspiradas en los dulces de la marca Inspireka.

Bruno Newman, fundador del MODO, menciona que el Porfiriato tuvo una gran influencia en el desarrollo de la muestra. “La exposición se hizo pensando un poco en los 100 años de Porfirio Díaz. Muchas de los objetos datan de esa época”. Gran parte de los artículos que verás pertenecen al acervo del MODO, como la carriola fúnebre, en la que trasladaban a los niños al panteón para sepultarlos.

No pierdas de vista el teatro hecho de cartón, es tan detallado que cuenta con varios escenarios y personajes intercambiables. Incluso incluye un libreto. Esta belleza es uno de los artefactos preferidos de Paulina Newman, directora del museo.

Los niños del siglo XIX es el mejor pretexto para reunir a la familia estas vacaciones. También es ideal para los amantes de la historia de México. No olvides checar el programa de actividades porque especialistas impartirán diversos talleres para niños y conferencias.

Por Pamela Magdaleno

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening