Martin Luther King: Un sueño de igualdad

Arte
Recomendado
  • 4 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Cortesía Museo Memoria y Tolerancia)
1/5
Foto: Cortesía Museo Memoria y Tolerancia
 (Foto: Cortesía Museo Memoria y Tolerancia)
2/5
Foto: Cortesía Museo Memoria y Tolerancia
 (Foto: Cortesía Museo Memoria y Tolerancia)
3/5
Foto: Cortesía Museo Memoria y Tolerancia
 (Foto: Cortesía Museo Memoria y Tolerancia)
4/5
Foto: Cortesía Museo Memoria y Tolerancia
 (Foto: Pamela Magdaleno)
5/5
Foto: Pamela Magdaleno

Si miramos cuidadosamente a nuestro entorno, pareciera que hay una especie de violencia latente. Quizás la ideología pacifista de Martin Luther King, el defensor más importante de los derechos civiles de los afroamericanos, sea más pertinente hoy que nunca. Dentro del marco actual de violencia, la cual muchas veces está fundamentada en diferencias culturales y raciales, el Museo Memoria y Tolerancia –en colaboración con el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) y otras instituciones- presenta esta muestra.

La exposición cuenta con 11 salas y cada una está diseñada para que los visitantes se sientan parte de esta lucha por la igualdad. El recorrido comienza con el emblemático caso de Rosa Parks en Montgomery. Conocerás su historia desde el asiento de un autobús, que simula aquel en el que viajaba Parks el 1 de diciembre de 1955.

Asimismo, un cuarto tapizado con una fotografía de la Explanada Nacional con los asistentes a la Marcha en Washington por el trabajo y la libertad, es la escenografía de la proyección del famoso discurso “Yo tengo un sueño”, proclamado desde las escaleras del Monumento a Lincoln por King en 1963. También caminarás por el famoso puente Edmond Pettus, tal como lo hicieron miles de afroamericanos en la marcha de Selma a Alabama en 1965, para exigir su derecho al voto. 

En la segunda sala, la voz de la cantante Nina Simone, quien interpreta "Mississippi Godamn", así como las palabras que se escuchan a lo lejos de Martin Luther King Jr. crean un ambiente melancólico que se mantiene constante por el resto de la exposición.

Por último, como parte de la reflexión, la museografía nos trae este conflicto al presente. Pone en evidencia la discriminación racial que existe en Estados Unidos pero, más importante, señala la violencia que se vive a diario en México y en el mundo. De este modo, se invita al público a completar la frase “Yo tengo un sueño…”

Por Pamela Magdaleno

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening