Saturnalia

Arte
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Nydia Valerio)
1/6
Foto: Nydia Valerio
 (Foto: Nydia Valerio)
2/6
Foto: Nydia Valerio
 (Foto: Nydia Valerio)
3/6
Foto: Nydia Valerio
 (Foto: Nydia Valerio)
4/6
Foto: Nydia Valerio
 (Foto: Nydia Valerio)
5/6
Foto: Nydia Valerio
 (Foto: Nydia Valerio)
6/6
Foto: Nydia Valerio

Un homenaje a la tristeza, a la muerte, a la oscuridad y al misticismo que envuelve la existencia humana, así se resume la primera exposición individual de Nabs D, artista mexicana de origen astral plutoniano, que con sus pinturas proyecta la mitología que ha inventado alrededor de su historia artística, inspirada en la astrología.

La saturnalia era el conjunto de fiestas romanas en honor a Saturno (dios de la agricultura) celebradas del 17 al 23 de diciembre, coincidían también con el fin del periodo más oscuro del año y con la entrada del sol en el signo de Capricornio. Nabs D nació después de está etapa, junto con el solsticio de invierno.

Ocho óleos, cinco dioramas móviles y tres dibujos a carbón componen Saturnalia, que, en palabras de la artista, forman “una carta de amor a la tristeza”. Las lágrimas son constantes, densas y azules o gaseosas y oscuras, como en sus dibujos Fated y Nukekubi after the News (2016). Su técnica, preciosista en óleo y acrílico, da a las obras un efecto surrealista, dejándonos explorar todos los límites de la imaginación de la artista.

Los rasgos humanos que resaltan en las 16 piezas de la obra de Nabs D son la melancolía y la femineidad, representadas a través de una paleta de color que va del negro al azul pálido. El ejemplo ideal es la pieza que da imagen a toda la exposición, Aqua profunda est quieta (2016), el personaje retratado tiene ojos profundos y azules, piel perlada, un oscuro turbante y vaporosas medusas que vuelan a su alrededor.

Los elementos visuales constantes en la obra de Nabs D son la playa, el mar, los animales marinos, huesos o esqueletos, la mujer, las rocas y los símbolos zodiacales, ejemplos particulares son St. Dymphna y Capricorn (2016).

En los dioramas el juego de profundidades hace más dramática la composición entre personajes llorosos, el mar revuelto y el juego de luces. En Hellebore (2016) casi podemos imaginar el movimiento del columpio y cómo vuela el cabello del personaje.

El espacio en la galería fue ocupado en su totalidad, las paredes blancas dejan a la obra expandirse y hacerse de su propio lugar en Arte Hoy Galería. 

Por Nydia Valerio

Publicado

Teléfono del evento 5554 0155
LiveReviews|0
1 person listening