William Kentridge: Fortuna

Arte, Arte contemporáneo
0 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Cortesía MUAC)
1/6
Foto: Cortesía MUAC

Dibujo para la película Johannesburgo, segunda ciudad más grandiosa después de París (Prisionero de la ciudad

 (Foto: Cortesía MUAC)
2/6
Foto: Cortesía MUAC

Dibujo para la película Félix en el exilio

 (Foto: Cortesía MUAC)
3/6
Foto: Cortesía MUAC

Procesión de Atlas I 

 (Foto: Cortesía MUAC)
4/6
Foto: Cortesía MUAC

Rueda de bicicleta

 (Foto: Cortesía MUAC)
5/6
Foto: Cortesía MUAC

Ubú cuenta la verdad Acto I, Escena 2 

 (Foto: Cortesía MUAC)
6/6
Foto: Cortesía MUAC

Sobriedad, obesidad y envejecimiento (de la serie Dibujos para proyectar

Fortuna es una exposición que muestra el trabajo de más de dos décadas del artista sudafricano William Kentridge. Bajo la curaduría de Lilian Tone, las salas del MUAC alojan collages, dibujos, esculturas, grabados y películas animadas que integran la exhibición.

El título Fortuna va más allá del término que comúnmente ligamos con el dinero; Kentridge se refiere al resultado incierto o sorpresivo de un proceso creativo. Amanda de la Garza, coordinadora de la exposición, explica esta visión: “el artista hace alusión a la manera en que arribamos a un resultado en una obra artística. El proceso creativo es azaroso”.

Dentro del trabajo de Kentridge se observa una marcada influencia de su ciudad natal, Johannesburgo, Sudáfrica. Algunas de las piezas evocan episodios sociales que se vivieron durante el apartheid y el colonialismo.

“Kentridge vivió bajo condiciones sociales y políticas muy especiales que sin duda afectaron la producción de su obra. Esto influyó en los temas y en la manera de trabajar, porque las condiciones de Sudáfrica en el siglo XX eran muy extremas. En su obra se refleja esa realidad, pero no de una manera directa”, platica Amanda.

Hablar de la naturaleza del creador sudafricano es navegar en el terreno de lo poético. Destacan las creaciones de realidades y personajes imaginarios que se conjuntan en el paisaje y la historia de su lugar de origen.

“Su obra es evocativa, son imágenes que apelan a nuestra sensibilidad. La obra de Kentridge tiene que ver con escenarios imaginarios, que aluden a la idea del sueño, con una cierta dosis de ficción; un claro ejemplo son sus películas”.

Como dato curioso, la creación de algunas piezas tomó como referente muchos de los principios del cine, por ello se nota la construcción de una nueva visión a través de la tecnología y el arte. Kentridge es reconocido internacionalmente por sus películas animadas hechas con dibujos al carboncillo.

“En su obra hay una maestría técnica, pero tambien hay una reflexión en torno al significado de la tecnología. Gran parte de sus piezas tienen que ver con los orígenes del cine, a pesar de que la tecnología era muy rudimentaria, generó un cambio muy importante en la manera de cómo vemos el mundo”.

La exposición está compuesta de 284 obras que fueron ejecutadas entre 1989 y 2014. Se pueden observar las distintas facetas que ha tenido el artista en dicho período. 

Por Karen Cabrera

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening