0 Me encanta
Guárdalo

8 cosas que aprendimos de 'Cincuenta sombras de Grey'

Esta adaptación decepcionará a los fans del libro, pero incluso de las peores experiencias se aprende algo

El sexo fuerte quedó fuera (Foto: Cortesía Time Out Nueva York)
1/8
Foto: Cortesía Time Out Nueva York

Los rumores son ciertos: los segmentos sexuales más explícitos de la novela no aparecen en la versión que vimos en la pantalla grande. Los tampones, las bolas vaginales, el aceite de bebé en el trasero de Anastasia mientras Christian le baja los pantalones quedaron fuera de la versión final.

Dakota Johnson es perfecta (Foto: Cortesía Time Out Nueva York)
2/8
Foto: Cortesía Time Out Nueva York

La desconocida actriz fue una de las últimas opciones para protagonizar la cinta, pero los directores de casting se lucieron. Al principio, Anastasia Steele es le personificación del cliché de “la chica linda que no sabe lo atractiva que es”. Johnson proyecta esa idea, pero su ingenuidad no es tan simple como parece. 

Jamie Dornan es humano (Foto: Cortesía Time Out Nueva York)
3/8
Foto: Cortesía Time Out Nueva York

El actor declaró que su contrato prohibía estrictamente la aparición de su pene. Sin embargo, las partes masculinas de Dornan tienen grandes cameos. Jamás sale desnudo, pero estas secuencias nos revelan que sí es humano. A diferencia de su robótica interpretación.

Anastasia es una gran amiga (Foto: Cortesía Time Out Nueva York)
4/8
Foto: Cortesía Time Out Nueva York

Anastasia y Christian parecen predestinados a conocerse, pero en realidad la única razón por la que se topan es gracias a Kate, la roomie de Anastasia. Kate tenía una cinta con Christian en la que lo interrogaría para un reportaje escolar, pero mandó a Ana en su lugar. Ésta tuvo que manejar de Portland hasta Seattle y cuestionar a Grey sobre su sexualidad y su éxito. Irónico, ¿no?

La directora ama 'El padrino' (Foto: Cortesía Time Out Nueva York)
5/8
Foto: Cortesía Time Out Nueva York

Todos sabemos que Cincuenta sombras de Grey es sólo la primera parte de una trilogía, pero es fácil olvidarlo. La cinta tiene la estructura típica de un melodrama y parece muy simple, pero tiene un par de secretos. Por ejemplo, la última toma es un homenaje explícito a El padrino. Excepto que en esta versión la mujer es quien cierra la puerta.

La cinta nos seduce (Foto: Cortesía Time Out Nueva York)
6/8
Foto: Cortesía Time Out Nueva York

Para disfrutar esta cinta se requiere paciencia. La primera escena sexual tarda 40 minutos en aparecer. Hay mucho juego previo y Taylor-Joshnon hace un trabajo maravilloso para mantenernos atentos. La directora aprovecha para desarrollar sus personajes y hacernos apreciar la transformación sexual de Anastasia.

Hollywood aún se sonroja  (Foto: Cortesía Time Out Nueva York)
7/8
Foto: Cortesía Time Out Nueva York

Ya sabemos que los censores aún temen mostrar el placer de las mujeres, pero la verdad es que esta cinta no les ocasionó problema alguno. Sí, Dakota Johnson gime y se retuerce un poco, pero la directora manda a negros en cada escena sexual.

El guión es muy vago (Foto: Cortesía Time Out Nueva York)
8/8
Foto: Cortesía Time Out Nueva York

La cinta rebaja a dos personajes vitales para la historia. Elena Lincoln es una de las figuras más importantes del libro. Incluso intenta destruir la relación de Christian y Anastasia. En la película queda reducida a una historia superficial.

Que si las escenas eróticas no son lo que se esperaban, que si los actores no hicieron química... Pese a todo lo malo, aprendimos algunas cosas de Cincuenta sombras de Grey.

Lee nuestra reseña

Comentarios

0 comments