0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista a P. T. Anderson

Hablamos con el director y escritor de The Master

El director le confiesa a Dave Calhoun que prefiere trabar con Daniel Day-Lewis porque no le roba sus galletas.

El tema se liga a la cienciología, pero esto no es correcto. ¿Cierto?
Es justamente esa palabra "cienciología" lo que la gente utiliza cuando nos menciona. Hace que los oídos de las personas se agudicen, que una pequeña antena salga de sus cabezas y que sus ojos comiencen a abrirse cada vez más. Estaba preocupado de que hubieran expectativas equivocadas sobre la película y pensaran que fuera a ser algo que no era. Una vez que comenzamos a presentar avances ya nadie hizo referencias sobre la cienciología, la gente comenzó a hablar sobre los personajes.

Háblanos sobre Freddie Quell
Por mucho tiempo este proyecto fue una colección de piezas e ideas, especialmente con el personaje de Freddie, que no tenían un hogar. La historia del marinero es un tema antiguo. El marinero que está perdido en la tierra pero se siente en casa cuando está en el mar. No tenía una trama o algún detonante y la historia comenzó a tener un mayor sentido cuando Lancaster Dodd entró a ella. En ese momento fue muy claro que no había marcha atrás.

¿Estuviste seguro cuando hiciste el casting con Joaquin Phoenix?
Cuando Joaquin hizo I'm Still Here yo estaba escribiendo sin parar y Philip y yo teníamos conversaciones con respecto a él, como "¿por cuánto tiempo más crees que seguirá haciendo esto?". Estuvo trabajando en ese proyecto por seis u ocho meses, viviendo con su gordura y su vida loca con esa barba. Ahí fue donde lo consideramos, pero él estaba haciendo ese otro proyecto. Hablé con Jeremy Renner acerca de realizar el personaje. Finalmente funcionó con Joaquin.

Bueno, tuviste la dicha de trabajar con Daniel Day-Lewis en There Will Be Blood
Sí, él no es como ellos. ¡Él no se roba las galletas! Honestamente creo que ese tipo de actuación tiene que ver más la superstición y cierto tipo de prácticas que con otra cosa. Si tú estas actuando un papel donde nos haces creer a todos algo, después te vas a dormir. Tienes que despertar y hacer lo mismo, ya no puedes recordar lo que estabas haciendo antes. ¿Qué voz estaba haciendo? ¿Qué estaba pensando? Es una paranoia el hecho de que lo vayas a perder, de que vayas a realizar una actuación totalmente diferente de un día para otro.

¿Cómo te sientes trabajando con Daniel Day-Lewis o Phoenix?
Me he sensibilizado mucho con ellos, pero honestamente creo que la mejor manera de trabajar con actores como Daniel o Joaquin, o con cualquiera de ellos, es con un acercamiento mucho más práctico. No tiene que ver tanto con resistencia o dureza, como con John Ford, aunque creo que hay cierta economía en ese estilo de dirección. Lo peor que puedes hacer como director es no decirle al actor cuantas tomas necesitas. Eso los vuelve locos. O hacer 40 tomas por una escena en la que normalmente necesitarías una o dos. Lo mejor que puedes hacer con un actor es hacerles saber qué está pasando.

Comentarios

0 comments