Entrevista con Fernando Eimbcke

A propósito del estreno de 'Club sándwich', hablamos con el director

Foto: Tanya Alvarez


Desde Temporada de patos (2004), el representante del CUEC entrega un cine muy natural que plantea cada película como un retrato de experiencias humanas. Los personajes son soberanos de las historias, así como el público de sus vivencias.

Previo al estreno de Club sándwich, platicamos con el reciente ganador de la Concha de Plata en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

¿De dónde surge esta cinta?

De una idea de hace mucho tiempo sobre un adolescente que tenía un sueño húmedo. Exploré el tema edípico y de pronto me encontré que el personaje más interesante era el de la mamá.

¿Y el proceso para escribir la historia?
Yo creo que las historias encuentran el tiempo en que quieren  ser filmadas. En ésta me encontré con el personaje de Paloma y decidí hacerla.

Tus películas se describen como un cine de personajes, intimista. ¿Así lo definirías?
A mí me encantan los personajes, creo que son una excelente guía para llegar al final de la historia. A veces hasta tú te sorprendes cuando te das chance de escucharlos y ver que no son como quieres que sean.

En tus películas abordas el paso del tiempo de una manera muy cadenciosa, en el que los personajes cambian mucho. ¿Así lo imaginas desde un principio?
Sí. Creo que siempre es necesario un cambio por más chico que sea. Me encanta este género de la pieza en la que los personajes se transforman. Se me hace muy bonito porque es humano. En la realidad nos pasa que tratamos de cambiar y la vida nos impulsa.

Es un pensamiento muy chejoviano, ¿no crees?
Ojalá. Después de Carver, leí a Chèjov y me gustó mucho este trabajo. No pasan muchas cosas, sino que los personajes se enfrentan a una lucha determinada. Su mayor obstáculo son ellos mismos.

¿Te identificas con tus personajes?
Sí, con todos. Me veo reflejado en Don Ever, de Lake Tahoe. También en el pizzero, Moko y con Rita. Así siempre.

Lee nuestra reseña

Club sándwich

  • Valoración: 4/5

La verdadera magia del cine no está detrás de los efectos especiales ni en los dramas más conmovedores.


Mira el tráiler de 'Club sándwich'