0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista con Guy Pearce

Hablamos sobre las obsesiones con el actor Guy Pearce, protagonista de Amor en forma

Foto: Cortesía Interior XIII

El actor Guy Pearce, conocido por Iron Man 3 (Shane Black, 2013) y Memento (Christopher Nolan, 2000), dejará su marca en los estrenos del verano. Si bien no es un blockbuster, se trata de una comedia romántica independiente que fue parte de la selección oficial del Festival de Cine de Sundance 2015.

Amor en forma (Results) es el nombre de este filme, en el que Pearce da vida a un tipo lleno de músculos y ambición, el obsesivo Trevor.

¿Por qué accediste a hacer el papel de Trevor y qué aprendiste de él?
Conocí a Andrew Bujalski (director de la película) hace como dos años hablando de otra cinta que él iba a hacer, que de hecho nunca vio la luz. Nos llevamos muy bien y le dije que yo era su fan y que me encantaría trabajar con él. Después él escribió esta historia pensando en mí y en Kevin Corrigan, porque creyó que sería divertido, pues tengo todo un background de fitness y Kevin se ve como si nunca se hubiera ejercitado.

Eso es lo que Andrew hace normalmente: escribe historias alrededor de gente que conoce. Captura a los personajes con tanta exactitud que lo pude entender. De verdad disfruté ese gran sentido de optimismo que tiene Trevor combinado con lo que esconde bajo la superficie: los problemas, la obsesión y su incapacidad para ser emocionalmente honesto.

No sé lo que aprendí de Trevor; probablemente a través de los años he aprendido a no ser tanto como él. En realidad nunca he sido tan optimista, siempre he sido mucho más pesimista o realista. Aunque, ¿sabes?, mi madre siempre me decía que sonriera, así que seguramente ha habido situaciones en mi vida con las que he fingido que estoy bien cuando en realidad no era feliz. Creo que uno aprende a ser más honesto y aún así a ser diplomático.

Actualmente el discurso mediático apunta a que el dinero no compra la felicidad y, por otro lado, la imagen de éxito se liga a una vida saludable. En la película hay un personaje que sí, es rico y miserable, pero también dos entrenadores muy sanos, que son unos neuróticos…

¡Totalmente! Claro que es bueno hacer ejercicio y estar sano, así como alimentarse bien. Debes mirarte a ti mismo de manera holística: mente, cuerpo y espíritu. No puedes enfocarte sólo en estar en forma; también debes descansar y prestar atención a tus emociones. Algo que he aprendido al entrenar y estar rodeado de gente que lo hace es que muchos usan el ejercicio como si fuera el fin de todo.

En la cinta dicen que no hay un cuerpo perfecto, sino un “tú” perfecto. ¿Cuáles son las obsesiones u obstáculos que te impiden ser la versión perfecta de ti mismo?

Me puedo obsesionar mucho con el trabajo, aunque actualmente lo llevo mucho mejor. En mis 20 e inicios de mis 30 era diferente. Ahora puedo dar un paso atrás cuando noto que empiezo a obsesionarme con algo. He aprendido a confiar en mí y en que puedo ir al parque, ver a mis amigos o hacer algo que me aleje de esas cosas. Llegué a obsesionarme con personajes que interpreto, incluso con el ejercicio; así que entiendo lo que es tener una fijación y pensar que eso puede resolver tus problemas, pero acaba empeorando todo.

Kat, el personaje de Cobie Smulders, tiene esta parte de Robin Scherbastsky (de la serie How I met Your Mother) que era algo masculina y clavada con ganar. ¿Cómo fue trabajar con ella haciendo este personaje?

¡Fue fantástica! Tiene un sentido del humor muy simple, además de que es una gran actriz, así que el trabajo fue muy sencillo. Nunca sabes cómo va a ser trabajar con alguien, pero ella fue un encanto y nos divertimos mucho. 

Comentarios

0 comments