0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista con Keira Knightley

Hablamos sobre senos gigantes, feminismo y amigos

Foto: Paul Musso
La gente que trabaja con Keira Knightley siempre hace referencia a lo centrada y graciosa que es. Confieso que yo no lo creía hasta que la conocí durante la sesión de fotos que hicimos para Time Out.

Tenían razón. Keira Knightley es una de las personas más amigables que he conocido. Durante alguna época, Knightley se mostró a la defensiva -tímida, incluso- durante las entrevistas. Sin embargo, es agradable, graciosa y malhablada.

La actriz de 29 años luce más relajada que nunca. Su nueva cinta, Empezar otra vez, significa un gran cambio en su carrera. Allí, Knightley interpreta a Greta, una cantautora de Bristol que acaba de cortar con su novio en Nueva York. Debes evitar esta cinta a toda costa si tu sentido del humor es cínico. Es un romance dulce con un giro interesante. No se trata de encontrar a la persona indicada, sino de descubrir quiénes son tus verdaderos amigos, qué tipo de gente quieres que permanezca a tu lado y hallar el lugar preciso en el que te sientas como en casa.

Este filme aparece como un gran cambio en tu carrera. ¿Te sentiste en humor de hacer algo menos 'frágil'?
Sí, siento que llegué al final de un ciclo muy oscuro. Tenía ganas de hacer algo positivo. ¡No más neurosis! La cosa es que me gustan los papeles frágiles. Me gusta interpretar mujeres incómodas que no necesariamente me agraden.

Actúas como una cantautora que graba un disco en las calles de Nueva York. ¿Alguien te confundió con un músico callejero?
Sí, pero es Nueva York. Es una ciudad muy cool. Así que en realidad nadie te presta demasiada atención, a menos que estés en su camino. En ese caso te dirán algo como: "Quítate del maldito camino. Estoy pasando por aquí."

Cantas en el soundtrack, ¿cómo te sentiste al escuchar tu voz?
Es lo que es. El problema es que cuando abro mi boca espero que Shirley Bassey salga de ella. Así que siempre es decepcionante. El asunto resultó muy estresante porque conozco a muchos cantantes. Mi esposo es un músico.

Greta, tu personaje, vive la crisis de los 25. ¿Cómo te identificas con eso? Tu carrera ya era bastante sólida a esa edad.
Creo que todos pasamos por ello. Siempre me cuestiono las decisiones de mi carrera como ¿qué tipo de personaje debería hacer ahora?, ¿qué estoy buscando? Dustin Hoffman iba a terapia porque no podía elegir sus papeles. Lo entiendo totalmente. También tengo muchos amigos que viven esa época de sus vidas y todo el tiempo cuestionan sus decisiones.

Otra de las grandes tramas de la cinta habla sobre encontrar amigos. Los tuyos parecen estar muy alejados de Hollywood...
Ninguno de mis amigos vive en Hollywood. No, no es cierto. Tres de mis mejores amigos viven en Hollywood, lo que resulta muy molesto. Sí, siento que ya encontré a 'mi gente' y no son necesariamente de Hollywood. Siempre quise tener algo totalmente alejado. Cuando tienes un trabajo que resulta aspiracional, es importante que encuentres cosas que sean reales. Es muy agradable conocer personas que estén fuera de ese círculo.

Cuando cumpliste 22 años, tomaste un año sabático. ¿Qué hiciste en ese tiempo?
Viajé mucho. Leí muchos libros. Me senté en trenes. Gasté mucho dinero en mí misma. Fue algo muy necesario. Me encantaba estar sola en París. He estado sola en muchas ciudades del mundo y París es, definitivamente, la más amable para los solitarios.

En el pasado hablaste molesta sobre el retoque que le hacen a tu imagen, ¿por qué?
Hay un poster de El Rey Arturo en el que me pusieron pechos extra grandes. ¿Es en serio? ¡Mírame! No hay forma en que yo luzca así. Este trabajo te exige que, de cierta forma, abandones tu imagen. Hay gente que elige mi vestuario y quienes diseñan mi maquillaje, pero cuando te hacen sentir que no eres mujer por no tener grandes pechos tienes que mandarlos al carajo. Yo tomo el dinero, ese es mi trabajo. Es una lucha continua por encontrar el balance perfecto y no siempre lo puedo controlar.

¿Es más fácil hablar sobre estos temas ahora que el feminismo no es un tabú?
¡Sí! Al menos ahora puedes decir ¡soy una feminista! Antes nadie hablaba sobre eso. Nadie tenía la libertad de hablar sobre equidad de género. Para ser honesta no siento que todo sea culpa de Hollywood, es un simple reflejo de la sociedad.

Tengo la impresión de que estás un poco avergonzada de tu éxito. ¿Es cierto?
Nunca me resulta cómodo.

Durante tus veinte sufriste acoso por los paparazzi. ¿Qué tan mal lo viviste?
Fue brutal, pero 'brutal' no es la palabra correcta. Fue muy difícil. Tuvo vigilancia las 24 horas del día. Los fotógrafos intentaban tomar fotos por debajo de mi falda. Me gritaban 'puta' e incluso intentaron provocar peleas con mi familia. Hacían de todo para provocar una reacción. "Te ves de la mierda. Eres una pésima actriz." Esas fotos valían miles de dólares. Afortunadamente ya no vivo eso.

Hasta hace poco tuvimos la sensación de que la gente era grosera contigo. Existe algo sobre las mujeres que las mujeres aman odiar. ¿Te sentiste herida?
Creo que todo sucedió al mismo tiempo. Trabajaba muchísimo y los fotógrafos me seguían a todos lados. No tenía espacio para mí. Nunca harás que alguien sea amable contigo si esa persona vive en estrés continuo y con miedo. El miedo es una sensación graciosa. La gente la puede oler y eso no los hace amables. El miedo repele a la gente. Creo que tuve ese olor durante mucho tiempo.

¿En qué momento se calmaron las cosas?
Cuando logré caminar por la calle sin que a nadie le importara lo que hacía.

Hace un año te enamoraste. ¿El matrimonio formaba parte de tu plan?
Nunca. Mis padres son muy hippies. Ellos se casaron simplemente para conseguir un préstamo. Así que crecí con sus enseñanzas y su repele al matrimonio. Cuando me casé resultó ser muy agradable. Es muy divertido. Ojalá que no me divorcie jamás.

¿Este verano serás la groupie de tu esposo y lo acompañarás a los festivales?
En realidad no tengo la menor idea sobre los festivales en los que tocará. ¡Debería saberlo! Quizá me suba al autobús, si es que viajan en uno.

Comentarios

0 comments