0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista con Peter Jackson

Su legado llegó al final. Hicimos que los actores de El hobbit entrevistaran a su director

Foto: Paul Stuart
¿Podría ser que Peter Jackson logre disimular que es uno de los hombres más importantes del cine? Antes de nuestra entrevista, Jackson busca una camisa limpia en su guardarropa porque tenemos una sesión de fotos pendiente. Tampoco es precisamente un entusiasta de los zapatos. "Sólo los traigo puestos hoy porque tenemos que hacer esta sesión", comenta.

Sin embargo, su sencillez no nos hace olvidar que este hombre de 53 años ganó la confianza de Hollywood, que le dio un billón de dólares para la realización de las cintas basadas en las obras de JRR Tolkien: El señor de los anillos y El hobbit.

Peter Jackson logró que las historias fantásticas de hombres barbados fueran cool de nuevo. Además, hizo que Nueva Zelanda se convirtiera en la capital mundial de efectos especiales (por no mencionar que el turismo de nerds aumentó considerablemente). También podemos agradecer o maldecir a Jackson por una cosa más: hacer que las cintas épicas se volvieran blockbusters larguísimos. Todas sus creaciones de El señor de los anillos y El hobbit –seis en total– juntan 17 horas de narración (eso sin contar la versión del director).

En nuestro encuentro Jackson luce exhausto. La premiere de El hobbit: La batalla de los cinco ejércitos roba toda su energía. Nuestra entrevista toma lugar en su estudio de posproducción ubicado en las afueras de Londres.

Jackson tiene una casa cerca de allí y se está escondiendo un poco antes de la premiere. Su voz es profunda, como si luchara contra un resfriado mientras colapsa contra el sofá sosteniendo una taza de té en la mano. Su forma de responder las preguntas que su equipo de producción le planteó es aguda. La lista incluye cuestionamientos de Martin Freeman (Bilbo Baggins) y Andy Serkis (Gollum).

Cuando le cuento que el equipo de Time Out vio el tráiler de la nueva cinta de Star Wars mientras lo esperábamos me suplica que no le cuente más. Quiere ver el tráiler entero en un rato libre. Esto confirma que Jackson es un verdadero geek del cine. ¿Hace exactamente 15 años estabas en Nueva Zelanda filmando El señor de los anillos. Una década y media después terminas la tercera entrega de El hobbit. ¿Hiciste una fiesta de despedida?
Apenas la semana pesada terminamos todo. Trabajamos entre 20 y 22 horas diarias. El último día pasamos 40 horas seguidas sin descansar. Mi equipo tomó turnos para terminar. Mientras ellos llegaban, yo sólo esperaba ahí sentado. Así que no celebré, ¡me fui a dormir!

¿Estás contento con el resultado?
Esta es mi favorita de la trilogía. Es un thriller. Cada cinta tiene su propia vibra, a pesar de que las hice al mismo tiempo. Todas tienen su personalidad, como si fueran tres niños pequeños. Puede ser que todos tengan los mismos genes, pero su carácter es distinto. Este es, definitivamente, un thriller.

Ian McKellen, quien interpreta a Gandalf, tiene una pregunta para ti: ¿Crees que el estatus de Tolkien permita que en el futuro exista un parque temático como el de Harry Potter en Florida? En caso de que tu respuesta sea afirmativa, ¿te gustaría ser el curador o el diseñador?
¡Ja! Creo que la respuesta es un probable no. No creo que alguien tenga el deseo de hacer un parque medieval temático. Sí, he guardado muchos de los disfraces que usamos en la cintas. Soy un coleccionista. Me cuesta dejar ir las cosas, pero no creo que se haga un parque temático. Quién sabe.

Richard Armitahe (Thorin Oakenshield) pregunta: Pete, de todas las cosas que coleccionas, ¿cuál es tu elemento más preciado?
Definitivamente mi posesión favorita es la armadura original de King Kong. Fue tomada del modelo que usaron en 1933. La compré hace unos años en una subasta. Está en la bodega. Tengo una pequeña colección de cosas así. Las guardo en una pequeña casa de seguridad lejos de mi hogar, es como una especie de museo. Cuando tengo visitas, les doy un pequeño tour. La armadura tiene un lugar protagónico. Las únicas personas que entran ahí son elegidas por mí.

¿Alguna vez harás públicas estas piezas?
Bueno, una de las cosas que quiero hacer en los próximos años es concentrarme en tener un pequeño museo de cine en Nueva Zelanda. No se limitaría a parafernalia de El señor de los anilos y El hobbit, sino algo más general lleno de memorabilia. Ian McKellen quiere saber: Si algún día tuvieras que mudarte de Nueva Zelanda, ¿dónde serías más feliz?
¡Oh, Dios! No lo sé. Tal vez en Reino Unido. Tengo un lazo con ese lugar, mis padres son de Inglaterra. Definitivamente no me iría a Estados Unidos. Me siento más relacionado con la gente de la Gran Bretaña que con los estadounidenses. Estoy seguro de que me entiendes. Es el estilo de vida. Me atrae mucho más lo inglés que lo norteamericano.

Martin Freeman (Bilbo) pregunta: ¿Fue una decisión difícil tomar el puesto que dejó Guillermo del Toro para El hobbit? [Del Toro rechazó dirigir El hobbit en 2010.]
Sí, fue difícil. Nunca estuvo en mis planes. Se supone que Guillermo la dirigiría y yo la produciría. Fran (Walsh, la pareja de Jackson) y yo teníamos en mente otras cintas. Estoy seguro de que Guillermo habría hecho cosas realmente interesantes. Era el único director en el que había pensado. No tenía a ningún otro director en mente con el que quisiera trabajar. Así que me resultó fácil dar el salto.

Lo irónico es que, una vez di ese salto, me sentí increíblemente feliz. Me divertí mucho durante la realización de esta película. También aprendí mucho. El hobbit fue la cinta que me hizo tomarme en serio como cineasta. Así que estoy muy agradecido. Tengo muchas ganas de hacer filmes ahora. Siento que estoy "en la zona".

Stephen Fry quiere saber: ¿Cuándo empezaremos a hacer The Dam Busters?
Bueno, pues ya la empezamos. Stephen y yo escribimos el guión hace algún tiempo. Me gustan mucho las cintas que hablan sobre la Segunda Guerra Mundial. De hecho, este era uno de los proyectos que tenía en mente antes de que Guillermo rechazara la dirección de El hobbit. Así que quizá la hagamos el próximo año.

Evangeline Lilly, quien interpreta a Tauriel, pregunta: ¿Qué es lo peor de usar zapatos?
Normalmente no uso zapatos. Son demasiado incómodos. No me gusta usarlos para nada. Pero tienes que hacerlo por obligaciones sociales en las alfombras rojas y restaurantes. A veces los uso en el set porque es demasiado peligroso no hacerlo. Si alguien dejara caer alguna pieza del equipo en mi pie, tendría muchas complicaciones con el seguro. Evangeline tampoco usa zapatos cuando está fuera del set. Así que no soy el único.

Ella también pregunta: ¿cómo es que tienes los mejores lóbulos de la Tierra?
Esto necesita un poco de contexto. Evangeline tiene una extraña afición por masajear lóbulos. Tendrías que hablar con ella para obtener mayor información, pero lo que sí puedo decir es que le gustaba masajear mis lóbulos. La verdad es que se sentía muy bien. ¿Alguna vez te intimida saber la cantidad de gente que ve tus películas?
¡Sí! Creo que es muy emocionante. Increíblemente emocionante. Especialmente porque vengo de géneros en los que se manejan presupuestos bajos. Cuando viajo por el mundo y veo los posters de mis películas, pienso: Dios, ¿realmente la gente ve mi trabajo? Es difícil conectar con eso.

Stephen Fry quiere que "le digas a todo el mundo sobre los días de gore y de Bad Taste y Braindead. ¿Extrañas esos días de filmación?
Quizá no sea verdad, pero la forma en la que hice El hobbit no es tan distinta a esos filmes. Así que en realidad no los extraño. Stephen quedaría sorprendido. Muchas de las conversaciones que tenemos son similares. Las apuestas suben un poco gracias a los presupuestos millonarios y la responsabilidad es muy grande. Si Stephen regresara al set de Braindead, encontraría muchas similitudes con lo que ocurre en El hobbit.

Hubo quien quiso vetarte del Reino Unido durante ese período, ¿cierto?
Sí, fue gracias a Meet the Feebles (1989). Recibí llamadas que me prohibían estar en el país. Creo que todo fue culpa de una mala crítica a mi película.

Andy Serkis (Gollum) pregunta: Si pudieras derrocar a cualquier tirano de la historia, literatura, cine o cultura pop, ¿a quién escogerías?
Es muy ingenioso, ¿no? Obviamente Hitler está en el primer lugar de mi lista. Si elimináramos su actos, el mundo sería un lugar mucho mejor. Pero no es algo en lo que realmente pienso. Esa pregunta te habla más de Andy que de mí. ¡Debe ser algo que se cuestiona bastante seguido!

¿Crees que El señor de los anillos y El hobbit cambiaron la forma en la que vemos el cine?
No lo sé, no podría contestar eso. Espero que un día algún cineasta más o menos conocido, se me acerque y diga: Hey, entré al mundo del cine luego de ver El señor de los anillos. De hecho tuve la oportunidad de conocer a Fay Wray, la actriz de King Kong –cuando ella tenía 90 años– justo antes de su muerte. Le dije que la única razón por la que trabajaba en el cine fue por la película que hizo en 1933. Fue una experiencia muy extraña.

Algunos de los más grandes cineastas -Steven Spielberg, James Cameron- se acercan a ti para que los aconsejes. ¿Cómo te sientes al resepecto?
Trabajar con gente a la que admirabas cuando eras joven es una de las más grandes gratificaciones. Recuerdo que alguna vez le dije a Steven: "Tengo la edad perfecta. Soy el cliché que a los 12 años no quería meterse al agua por las escenas de Tiburón. Crecí cerca de la playa y cada verano iba a nadar. ¡En 1974, mi Navidad se arruinó gracias a Tiburón!" Cuando conoces a gente como Steven y Cameron, te das cuenta de que todos somos iguales. Somos niñotes, grandes nerds. En realidad todos somos nerds.

Benedict Cumberbatch, la voz de Smuag, quiere saber: ¿Estás harto de recibir preguntas?
Bueno, para serte honesto, ahorita no. Eres el primero en entrevistarme para esta cinta. Si me preguntas en dos semanas, luego de la premiere, la respuesta sería un rotundo sí. Pero ahorita, de verdad que no estoy harto.

Otra pregunta de Benedict: ¿Qué es lo que te hace sentir más orgulloso?
Oh, Dios, detesto ese tipo de preguntas. Bueno, pues me siento muy orgulloso de entretener a la gente. Eso es a lo que me dedico. Estoy en la industria del entretenimiento, no hay nada romántico al respecto.

En un plano más personal, me siento muy orgulloso cuando la gente claramente disfruta de mi trabajo. Cuando logro hacer que la gente se aleje del estrés de la vida diaria y escapen de sus problemas por una hora o dos. O tres, en mi caso. ¡Ja!

Hiciste una de las franquicias más exitosas de la historia y con eso lograste una de tus ambiciones de vida. ¿Qué sigue?

Una de las cosas en las que más pienso es en el futuro del entretenimiento. ¿Qué será de la industria dentro de cien años? No tengo idea. Lo que más me interesa es el desarrollo de la realidad y la realidad virtual. No me refiero a la experiencia de ponerte audífonos y entrar a otro mundo, sino a la idea de usar un par de anteojos, salir a la calle y mirar zombies caminando por ahí. Eso es lo que me interesa. Dentro de 10 años esto será una realidad. No es un juego, es más una forma de entretenimiento que aún no existe. Me interesa poner mi cerebro a pensar en ello.

Lee nuestra reseña

El hobbit: La batalla de los cinco ejércitos

Este es el capítulo definitivo de la saga dirigida por Peter Jackson. Es el fin de la era en el cine de las novelas de JRR Tolkien. Sí, es exactamente lo que queremos ver. Es la fórmula de Jackson en su máximo esplendor. Aquí tenemos más batallas, más criaturas y más paisajes elaborados. Aunque si has disfrutado la saga de El hobbit este último episodio no te encantará. Nada tiene de extra ni inesperado. Si esperas alguna escena conmovedora quedarás decepcionado. Retomamos la historia justo donde nos quedamos en la última cinta: el dragón está vuelto loco y Bilbo (Martin Freeman) y sus compañeros no pueden hacer otra cosa que observar mientras el reptil destroza todo. Esta es una apertura fenomenal y apocalíptica que nos conduce al centro de la ciudad. Sin embargo, cuando el humo se empieza a desaparecerse, el guión nos pierde. Mientras que Thorin (Richard Armitage) se entrega a su lujuria por el oro hasta provocar la frustración de Bard (Luke Evans) y el rey elfo Thranduil (Lee Pace), Gandalf recluta a un par de viejos amigos para ayudarlo a escapar de los calabozos de Dull Guldur. En medio de la confusión, el pobre Bilbo aparece más como un personaje secundario. Afortunadamente el talento de Jackson para retratar desastres épicos no pasa desapercibido y durante la hora entera de lucha se aprovecha de su don para impresionar a sus espectadores. La secuencia en la que aparecen más de cinco ejércitos es una de las más grandes que Jackson ha filmado en su carrera entera. Esta b

Leer más

Comentarios

0 comments