0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista con Roberto Sneider

El director nos platicó cómo se acercó al escritor José Agustín para hacer la versión cinematográfica de la novela Ciudades desiertas

Foto: Cortesía Videocine

Cada vez que un cineasta apuesta por la adaptación, es como si entrara a la boca del lobo. Pero eso no es algo a lo que debería temer Roberto Sneider. Ya ha demostrado en sus versiones de Dos crímenes (1994), de Jorge Ibargüengoitia, y Arráncame la vida (2008), de Ángeles Mastretta, sus capacidades para llevar obras literarias a la pantalla grande y es por eso que ahora va por su tercera: Me estás matando, Susana. “Haz tu propia versión. Yo ya hice la mía, qué bueno que te gustó pero… hazla tuya”, dice Sneider que le respondió José Agustín cuando lo buscó por primera vez para platicarle de la adaptación.

Es por eso que el director decidió tomar unos elementos de la novela y centrarse en ellos para contar, sino otra historia, sí un relato propio.

“Con la anuencia del escritor y luego de que me dijo ‘aprópiate de ella’, decidimos pasar la novela a nuestros días y sabíamos que nos distanciaríamos un poco de ella. En el libro está la crítica que hace a Estados Unidos y a la actitud mexicana nacionalista de las que se burla José Agustín, pero yo me centré en la relación de pareja y en especial del personaje de Eligio. Una cosa que sí quise conservar fue el sentido del humor en la novela, tanto el que le imprime el narrador a la historia como el que tiene Eligio”, explica el cineasta.

Aunado a esto, el protagonista –personificado por Gael García Bernal– está construido con una personalidad machista y visceral. El resultado es una comedia romántica que ridiculiza la figura del “macho mexicano” tanto por el tono que adquiere el personaje central, como por el toque contemporáneo que tiene la historia.

“El personaje se ve todavía muy vigente, aunque el contexto en el que se desarrolla la novela de José Agustín es a partir del movimiento feminista en México. Sólo que para la película había que adecuar las motivaciones de los personajes; por ejemplo, la Susana del libro huye porque quiere experimentar, porque quiere independizarse, ese discurso ya no cabe actualmente; la Susana de la película huye sólo porque quiere estar sola, porque se le da la gana”, añade.

Quizás uno de los cambios más radicales que hizo Sneider fue la nacionalidad de Susana. Interpretada por Verónica Echegui, la protagonista del filme es española y no mexicana.

“El que los personajes vayan de México a Estados Unidos y que allá suceda gran parte de la historia, no era sólo por la crítica a Estados Unidos, también era para enfatizar la actitud machista de Eligio. Creo que el personaje de Susana, al ser española, choca con eso y lo confronta, resalta y evidencia la actitud y nivel de machismo de Eligio. Aunque no fue algo que decidiéramos desde el inicio. Cuando conocimos el trabajo de Verónica, quisimos de inmediato que fuera Susana, creíamos que era como el personaje debía verse. Pero llegó el momento inevitable de ver lo de su acento, si lo trabajaría… Entonces decidimos que lo conservara y aprovechar para que Susana fuera española”, finaliza.

Me estás matando, Susana está en cartelera de cine comercial.

Reseña de Me estás matando, Susana

Me estás matando, Susana

Los actores recrean una pareja contradictoria y llevan ese “estira y afloja” a su dinámica actoral. Sí, falta la insistente crítica hacia el gobierno y la cultura estadounidense que Agustín hace en Ciudades desiertas, pero no se extraña. 

Leer más

Comentarios

0 comments