Gloria Trevi en el cine

De papas sin catsup y zapatos viejos. Repasamos 'lo mejor' de su filmografía


A propósito del estreno de Gloria, nos echamos un clavado a la obra fílmica de la Trevi. Luego de un maratón de pelo suelto y papas sin catsup, lo que más nos sorprendió es que sus películas serían grandes candidatas para los Razzies.

Gloria Trevi es toda una institución.

Pelo suelto (1991)

La trama es simple. Una ‘irreverente’ aspirante a cantante (Gloria Trevi, por supuesto) trabaja en un bar. Allí aprovecha para interpretar sus propias canciones frente a una limitada audiencia, pero su sueño dorado es viajar a la Ciudad de México para buscar la fama y la fortuna. Un buen día decide darle un giro a su destino y escapa rumbo al DF. Obviamente logra su cometido y alcanza la fama.

Zapatos viejos (1993)

Gloria (sí, Gloria Trevi) fue abandonada en un orfanato. Allí es atendida por Miss Lucy, directora del lugar. Obviamente Gloria es una niña problemática y se mete en un sinfín de problemas. Algo así como Daniel el travieso, pero con medias rotas y zapatos viejos. Bueno, el punto es que decide escapar del lugar y lo logra.

Ya en la calle empieza a cantar en camiones para pedir dinero. Allí llama la atención de Ernesto, quien se interesa en su talento y la invita a audicionar. La actitud rebelde de Trevi y su afición por sus zapatos viejos la llevan a enredarse en miles de problemas.

Una papa sin catsup (1995)

Aquí Gloria Trevi hace lo que Adam Sandler realizó en varias de sus cintas: hace a dos personajes a la vez. Por una parte Trevi interpreta a “La Greñas”, una delincuente perseguida por la mafia y por otra da vida a Gloria (alguien no se esforzó por cambiar su nombre), una joven inocente cuyo único pecado es parecerse a “La Greñas”.


Mira aquí el tráiler de 'Gloria'

Lee nuestra reseña

Gloria

  • Valoración: 2/5

Vayamos directo al grano: Gloria es exactamente la cinta que sus fanáticos esperaban. Se trata de una apología en la que Trevi aparece como víctima de las fechorías de Sergio Andrade y él, por supuesto, es retratado como un villano despiadado y manipulador.