Entrevista con Alain Coumont

"Esto se convirtió en un negocio por accidente"

Alain Coumont

Alain Coumont


Le Pain Quotidien tiene más de 700 sucursales en el mundo pero Alain Coumont, su fundador, le confiesa a Mónica Martínez que su vida es todo menos ostentosa, vive en una granja en Francia, donde cultiva sus propios vegetales y elabora su propio vino.

¿Cómo empezó LPQ?
Soy chef, no panadero, pero tenía un restaurante en Bruselas y no estaba contento con el pan disponible, así que decidlo ﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽getales,da; ás y más, lo.e LPQ es hecho a mano?sus propios vegetales y vino.í comprar un horno y hacerlo por mi cuenta. Era más un hobbie que un negocio.

Y ahora es una cadena internacional. ¿Cuál es la parte divertida?
Estamos en 20 países, así que es una buena forma de visitarlos con un acercamiento más real. Venir a México es una buena oportunidad para llevar tequila a casa, por ejemplo.

¿La parte aburrida?
Ver pasar tu vida en los aviones.

PQ está en 20 países, ¿dónde más te gustaría abrir?
En Venecia. Es una ciudad muy romántica; el color del pan se asemeja al color de las paredes de la ciudad.

Durante los viajes de trabajo, ¿qué haces por placer?
Conocer personas, ir a los mercados. Para mí, la vacación es quedarme en casa.

¿Y quién cocina en tu casa?
Vivo en una granja en Francia, en medio de la nada, así que cultivo mis propios vegetales, hago mi propio vino y cocino yo.

Cuando sales, ¿a qué tipo de restaurantes vas?
Trato de comer comida local. Es interesante conocer otras culturas, aunque el mundo se parece cada vez más y eso no es divertido.

¿Qué te gusta de la cocina mexicana?
La comida condimentada, pero evito la tortilla frita; es buena, pero muy pesada y me da sueño.

¿Lo que nunca dejarías de comer?
Amo los vegetales.

¿Eres vegetariano?
Parcialmente. Cocinar rico sólo vegetales es un gran reto para un chef, porque ponerle un montón de queso, crema y carne a un guisado es muy sencillo.  

¿Qué es más cotidiano que el pan?
El café.

¿El talento natural que no tienes y que te gustaría tener?
Ser un poco más paciente.

¿Con qué sueña un chef como tú?
Me gusta lo orgánico, y no porque sea una herramienta de marketing. No somos 100% orgánicos en todos los países, pero es mi meta.

Cuando eras un niño, ¿qué querías ser?
Como toda mi familia estaba metida en el negocio de la comida, veía lo duro que trabajaban y no quería hacer lo mismo. Amaba a los animales y quería ser veterinario, pero es difícil escapar de tus genes.

¿Dulce o salado?
Salado. De pequeño escondía los chocolates debajo de mi colchón y ahora evito el azúcar.

¿Alguna razón?
Paso tanto tiempo entre pasteles y croissants... De lo único que no me aburro es del pan y la pasta. Y del amor, a veces.

ltima pregunta:cena, ¿ te lleva,n de LPQ es hecho a mano?sus propios vegetales y vino.Tienes una compañía de vinos orgánicos para picnic. Además de vino, ¿qué se lleva a un picnic?
Amigos, pan, un buen Camembert, salchichas, tomates... Cosas sencillas. Ah, y un buen cuchillo.

¿Qué pedirías como última cenaltimo minuto). usar mucha agua (que usar mucha agua. Por cada  el telstros vinos son flenar rpruebo un pedacito para saber cms a?
Considero cada tarde como mi última cena, así que me conformo con que haya un buen vino, preferiblemente orgánico, y buena compañía.

¿El mejor pan que has probado?
El de un pequeño restaurante en París, llamado Saturne.

Time Out México reseña Le Pain Quotidien