0 Me encanta
Guárdalo

Sushi hecho en México

Con hamachi o con chapulines, te demostramos que el sushi puede ser tan mexicano como japonés

Foto: Alejandra Carbajal

Ya lo encuentras en puestos callejeros, junto a tacos de suadero y licuados de fruta, saturado de chiles toreados, queso crema y aguacate en abundancia. Esto no quiere decir que no lo disfrutemos como se concibió en su país de origen: sobre una tabla de madera y con un té verde.

Para los neófitos en materia de comida japonesa, no hay un sólo tipo de sushi. El más popular es el maki, el típico rollo, que en México le hemos quitado y puesto ingredientes hasta el hartazgo. También está el elegante nigiri, que se sugiere disfrutar sin salsa de soya para apreciar al máximo su sabor. Menos populares aquí son el chirashi, un montón de arroz con mariscos, huevo y vegetales finamente picados; y el hako, que requiere de arroz y filetes de pescado curados en vinagre.

Por otro lado, el sushi es un plato que se presta a la reinterpretación.

¿Hacia qué lado nos vamos? Ya sea que te inclines por lo hecho en México o prefieras algo un poco más cercano al original, en la ciudad no nos falta oferta.

Tres rollos con un toque mexicano

Kin Shake

Sushi: Maki con chapulines y salsa verde.

Veredicto: Una sorpresa, pues lo picoso de los chapulines se conjuga con lo ácido de la salsa verde. El arroz asiático, pegajoso pero suave, complementa lo crujiente de los insectos. No deja de saber a sushi, pese a ser una combinación extraña que no desagrada. Lo pediría de nuevo.

Leer más
San Pedro de los Pinos

Izumi

Sushi: Maki con carne asada y habanero. Chicharrón y aguacate por fuera.

Veredicto: Aquí la carne y el aguacate son los verdaderos protagonistas, ya que al platillo le hacía falta arroz y chicharrón. Quizás con un poco más de balance entre los ingredientes se podría conseguir un sushi mejor ejecutado. Eso sí: estaba muy picoso por el habanero.

 

Leer más
San Ángel

Rokai

Recomendado

Sushi: Nigiri con toro (el atún proviene de granjas con permiso).

Veredicto: ¡Oh dios! El toro, la panza del atún aleta azul, es una exquisitez que casi se derrite sobre la lengua. La profundidad de sabores impresiona, pues empieza mantequilloso y termina con un toque marino excitante. Toqué el cielo por un minuto.

Leer más
Cuauhtémoc

Del rollo mexicano al rollo japonés

Comentarios

0 comments