0 Me encanta
Guárdalo

Amandina

Técnicas antiguas traducidas en joyería contemporánea

 (Foto: Cortesía Amandina)
1/6
Foto: Cortesía Amandina
 (Foto: Cortesía Amandina)
2/6
Foto: Cortesía Amandina
 (Foto: Cortesía Amandina)
3/6
Foto: Cortesía Amandina
 (Foto: Cortesía Amandina)
4/6
Foto: Cortesía Amandina
 (Foto: Cortesía Amandina)
5/6
Foto: Cortesía Amandina
 (Foto: Cortesía Amandina)
6/6
Foto: Cortesía Amandina
Foto: Cortesía Amandina

Durante sus años universitarios, Joana Valdez y Georgina Duarte, las creadoras de este proyecto, se preocupaban más por diseñar joyas que por las fiestas. Fue así como, a finales de 2009, decidieron lanzar la primera colección de Amandina, una marca que, a casi cinco años de su creación, ya se encuentra a la venta en ciudades como Nueva York, Praga, República Checa, Taiwán, Barcelona, entre otras.

El secreto detrás de su vertiginoso reconocimiento radica en su método y proceso de producción. El dúo recata la antigua técnica orfebre de la filigrana (proceso en el que, a partir de finos hilos de oro o plata, crean una pieza) para elaborar diseños contemporáneos. Además trabajan en conjunto con joyeros y artesanos de Mérida con más de 15 años de experiencia. 

En su sitio puedes elegir los accesorios de cualquiera de sus cinco colecciones. Todo se hace por envío, ordenas en línea y ellas lo mandan a domicilio, incluso si estás en Francia, Australia, China, Estados Unidos o en el interior de la República.

Los precios van desde 200 hasta 6 mil pesos. La mayoría de las piezas están hechas de plata Peñoles y chapa de oro de 14 quilates, aunque, de vez en cuando, se dan la libertad de trabajar con otro tipo de materiales, como en su colección primavera-verano 2014, para la que utilizaron piedras como esmeralda, zafiro, cuarzos, perlas y calcopirita.

Los accesorios de Amandina son baratos si se considera que todas las joyas son hechas a mano, son diseños únicos y detrás de éstos está el trabajo de joyeros experimentados. No por nada sus accesorios han formado parte de las pasarelas de Carla Fernández y han sido expuestos en museos como el Franz Mayer y  la galería Underline de Nueva York. 

Para enamorarte de sus diseños basta que veas una de las piezas emblemáticas y favoritas de Joana y Georgina: el corazón de Frida, que forma parte de su tercera colección y es una de las que más tiempo les tomó trabajar, ya que todas las arterias fueron hechas en filigrana una por una, diseño les valió una mención honorífica en la Primera Bienal de Plata Nacional a finales del año pasado. 

www.amandinajoyeria.com

Comentarios

0 comments