0 Me encanta
Guárdalo

Guía del normcore

La invasión hipster llegó a su fin con la rebelión de la normalidad. Conoce esta “antitendencia” que ha dado mucho de qué hablar y que, seguramente, predominará todo 2015

 (Foto: Cortesía Zara)
1/5
Foto: Cortesía Zara

El coat es el acento del look effortless, en el normcore funciona más o menos igual. Esta prenda aporta la capa superior para que el outfit se vea más elaborado. 

Abrigo Zara, 1,699 pesos.

 (Foto: Cortesía H&M)
2/5
Foto: Cortesía H&M

Una sudadera es la representación material de comodidad. Elige alguna sin estampados o letras, recuerda “less is more”.

Sudadera H&M, 350 pesos.

 (Foto: Cortesía Zara)
3/5
Foto: Cortesía Zara

Los pantalones holgados son el must. Busca los jeans que usabas en los noventa o dos mil, su apariencia desgastada es lo que este look necesita. Si están rotos, mucho mejor. 

Boyfriend jeans Zara, 899 pesos.

 (Foto: Cortesía Birkenstock)
4/5
Foto: Cortesía Birkenstock

Las sandalias Birkenstock volvieron al mapa de la moda gracias a la versión que Céline presentó en sus pasarelas y campañas de publicidad. Ahora hay variaciones muy interesantes del clásico diseño. 

Sandalias Birkenstock, 1,490 pesos. 

 (Foto: Cortesía Adidas)
5/5
Foto: Cortesía Adidas

Los tenis son parte de la esencia del estilo. Busca los modelos de temporadas pasadas, pues entre menos estén de moda, mejor. 

Tenis Stan Smith Adidas, 1,649 pesos.

Foto: Tumblr.com La moda es un fenómeno al que pertenecemos de manera consciente o no; en cualquier caso, siempre logrará alcanzarnos. Muchas personas creen que viven exentas de las tendencias, aunque han vivido engañadas. La prueba se llama normcore. Sin embargo, se trata de un concepto que ha tenido dificultades para ser definido. Aquí una prueba, cortesía de la revista W: Más que un estilo de vestir es la ausencia de él. Se trata de una actitud, en lugar de un look. Para algunos editores, como Jeremy Lewis de la revista neoyorkina Garmento, el normcore tiene que ver con un "sentimiento antimoda", es una rebelión en contra de las tendencias que año con año invaden los centros comerciales y la publicidad. La forma de protestar es, sencillamente, vestir normal: un par de sneakers, jeans y una sudadera.

Pero la moda no es ciencia, así que no es complicada. Cualquier rebelión es una inspiración -y un pretexto- para adoptarla y crear, justamente, nuevas tendencias. Fue precisamente lo que sucedió con el normcore. La diferencia radica en que para lograr este "look" hay que tener unicidad para transmitir comodidad y desenfado sin siquiera pretenderlo. Todo se trata de una expresión. Foto: Tumblr.com La moda es no estar a la moda. Después de entenderlo, rápidamente las principales capitales como Londres, Milán, París y Nueva York adoptaron el mantra que proponía esta nueva actitud. Importantes firmas como Miu Miu, Céline y Chanel dedicaron colecciones completas a este nuevo "punto de vista", a pesar de que básicamente se antepone a la premisa de la antitendencia. En términos prácticos, el punto de la moda es ser una extensión del cuerpo y ayudar a expresar una identidad a través de nuestra vestimenta. Fue por eso que decidimos darte las claves de este look que parece muy fácil de conseguir, pero es peligroso si no se ejecuta bien.

Todo es acerca de la normalidad. Lo primero es anteponer lo cómodo frente a lo in. Por ejemplo, elige un par de tenis o un par de sandalias en lugar de unos pointy heels, boyfriend jeans o incluso pants en vez de skinny jeans. La idea es rescatar aquellas prendas que regularmente sólo usas en la privacidad de tu sábado, pero estamos seguros de que no es la mejor opción, así que te decimos cuáles son las piezas clave que debes comprar. Eso sí, recuerda que todo es cuestión de actitud.

Fórmula del look

Comentarios

0 comments