0 Me encanta
Guárdalo

La dimensión poco conocida

Si creías conocer el DF, dale otro vistazo luego de leer esta guía. Hemos localizado las “grietas dimensionales” por las que te introduces en otros mundos, sin salir de la ciudad

Tlatelolco
Entre eje vial y eje vial, detrás de alguna jacaranda o de una sucesión de puestos, o al fi nal de un puente peatonal, se halla ese otro resquicio de nuestra ciudad. Es ese restaurante ruso del que te han hablado, el after de Donceles, aquel club privado en la Torre Mayor, la tienda de magia en los bajos de un edifi cio del Porfiriato, el museo dedicado a los ajolotes, una robusta biblioteca sobre anarquismo en el corazón de Santa María  la Ribera, el jardín decimonónico enTacubaya. Son nuestros elefantes en el cuarto. Para este artículo sacamos lupa y genuino interés para dar con lugares valiosísimos que no suelen aparecer reseñados ni en Foursquare ni en revistas, pero sí en el corazón de un montón de defeños. Algunos nos transportan al pasado, otros a regiones distantes. Son nuestros retazos, eslabones perdidos, pedacitos de un espejo fracturado por grandes avenidas, y por grandes indiferencias. Es hora de conocer, amar y defender ese otro patrimonio que presentamos a continuación.

Algo de fierro viejo que venda...

Calle Santísima

Calle Santísima

Hay quien le llama "Little Oaxaca". Esta calle es bien conocida por sus tiendas de productos oaxaqueños. Venir aquí es como hacer un pequeño viaje a Oaxaca en apenas una cuadra. La tienda que más destaca se llama Aquí es Oaxaca, en la cual es muy recomendable el agua de chilacayota.

Por qué visitarlo: porque Oaxaca es mucho más que los lugares caros o la camioneta de productos oaxaqueños en la esquina de algún parque.

Detalle imperdible: el templo de la Santísima Trinidad, una de las joyas del barroco mexicano.

Tienda de artículos ingleses

Recomendado

Pequeño local con muchos años de tradición a pocos pasos de la Casa de los Azulejos. Acá se encuentran productos ingleses, como sugiere su nombre, especialmente ropa y accesorios para caballeros, como trajes a la medida, pañuelos, pantuflas y mancuernillas. Lo tratan a uno como rey. Por qué visitarlo: uno se transporta a otro tiempo, uno en el que la elegancia era más importante que el dinero, y a otro lugar (adivinen a cuál). Detalle imperdible: tienen una buena variedad de bastones en el Centro, acaso la mejor cuidada.

Leer más
Centro

Estampas de la noche defeña

Jules

La entrada del bar Jules va más allá de lo extraño, pues la única manera de ingresar por la cocina de un restaurante, a través de lo que parece un refrigerador antiguo, pero que es en realidad la puerta de acceso para este lugar verdaderamente clandestino. Baja las escaleras y llegarás a un sótano. Bienvenido al bar Jules. Un espacio pequeño con una barra blanca de diseño peculiar y bancos negros. Detrás de ella, una bartender con los brazos enteramente tatuados prepara cocteles extraños, entre ellos uno que nace de la mezcla de fresas y chile chipotle. Las mesas son cajas de cristal con cráneos adentro, se iluminan de diferentes colores que van cambiando durante la noche y meseros con acento argentino circulan por ellas para ofrecer algo de tomar a quienes las ocupan.

Por qué visitarlo: El placer de cruzar una entrada secreta, de la que muchos no tienen idea.

Detalle imperdible: La recomendación en la carta: “No le cuentes de este lugar a alguien a quien no invitarías a tu casa”.

Leer más

Salón Los Ángeles

Pachucos, rumberas y alguno que otro curioso se dan cita en el salón de baile con más solera de la ciudad, en el antiguo Barrio de los Ángeles, nada lejos de Tlatelolco, los martes y domingos entre las 18 y 22:30 horas. Los ritmos que más suenan son el mambo y el danzón. No hay que perderse por nada del mundo el concurso anual de tarzanes, rumberas y pachucos a finales de cada abril.

Por qué visitarlo: hay un dicho bien conocido: "Quien no conoce Los Ángeles no conoce México".

Detalle imperdible: la cantina La Tormenta, fundada en los cuarenta como La Giralda, enfrente del salón.

Leer más
Guerrero

Ruta Norte

Tlatelolco

Tlatelolco

La mejor forma de darle nueva vida a un espacio es Por qué visitarlo: Ricardo Flores Magon 1. Tlatelolco cediéndole lugar al arte. Eso es precisamente lo que ha pasado en Tlatelolco. A finales de 2007 se inauguró el Centro Cultural Universitario, el punto neurálgico del que ahora es uno de los corredores culturales más importantes al norte de la ciudad. La oferta es tan amplia que no hay forma de que te quedes sin algo por hacer: puedes visitar la espectacular colección de arte prehispánico en el Museo Tlatelolco, ver una joya cinematográfi ca de la Sociedad del Cine, ver una obra en el teatro Isabela Corona o el 5 de Mayo.

Por qué visitarlo: Para observar la interesante propuesta arquitectónica, formada por una zona arqueológica, la plaza de las tres culturas y el conjunto habitacional.

Detalle imperdible: El jardín de la Paz.

Ruta Sur

Chiandoni

Recomendado

Con más de 70 años de haber sido fundada, la nevería conserva el espíritu italiano, legado de su fundador Pietro Chiandoni. Carmen Montaño, la actual dueña, nos ayuda a navegar por la gama de sabores que ofrece Chiandoni. Plátano, elote, naranja, rompope, son los sabores que en un principio captaron la atención de la clientela, ya que no se conseguían en ningún otro lugar, esto sumado a su buen servicio y una receta excepcional. Pocas cosas han cambiado desde que se fundo en 1939 siempre conservando la meticulosa calidad de sus ingredientes.

Por qué visitarlo: tienen el mejor helado de piñón; dulce, cremoso y perfumado.

Detalle imperdible: La colección de fotos de personajes de la farándula que frecuentan el lugar.

Leer más
Nápoles
San Sebastían Axotla

San Sebastían Axotla

Se trata de un pueblo de origen prehispánico, con callejones y un templo del siglo XVI, devorado por la ciudad. No extraña que se haya usado como locación para películas y telenovelas –la más recordada Quinceañera (1987). No hay que perderse la reja metálica de Mathias Goeritz en el edificio de la Comisión de los Derechos Humanos del DF (Av. Universidad 1440).

Por qué visitarlo: conserva la traza de hace siglos, la iglesia dedicada a San Sebastián es entrañable, y algunos habitantes todavía recuerdan cuando por aquí pasaba el río Magdalena.

Detalle imperdible: la dulcería La Lupita, en donde se consiguen "lengüitas de gato".

Pueblo de Xoco

Pueblo de Xoco

Entre los edificios que abarrotan la delegación Benito Juárez sobrevive a duras cuentas el pueblo prehispánico de Xoco. Con más de 350 años de historia, Xoco es de los pocos pueblos urbanos que ha logrado sobrevivir dentro de la Ciudad de México. Con calles angostas y pequeñas casas de colores, Xoco con sus 3, 500 habitantes es sin duda un pueblo tradicional que rompe con la urbanización que lo rodea. Es aquí donde se construye el nuevo desarrollo de usos múltiples Mitikah (conocido también como Mayorazgo 130). La construcción más alta que existe dentro de Xoco es la iglesia de San Sebastián, pero muy pronto este templo tendrá de vecino a un edificio de 60 pisos, el más alto de Latinoamérica, que formará parte del proyecto Mitikah.  

Porqué visitarlo: Con la construcción de Mitikah, es posible que este pueblo desaparezca o sufra cambios importantes próximamente.

Detalle imperdible: El contraste entre el pueblo y la construcción vecina es realmente impresionante.

Mi ciudad es chinampa en un lago escondido

Plaza Romita

Plaza Romita

Con una pequeña casa de cultura, la encantadora iglesia del siglo XVI y la sombra de viejos árboles esta es una de las partes más encantadoras de la colonia Roma, y también una de las menos conocidas. Es un gran sitio para relajarse, e imaginar el México de hace 100 años. Acá se filmaron algunas escenas de Los olvidados (Luis Buñuel, 1950).

Por qué visitarlo: es la zona más antigua de la colonia.

Detalle imperdible: el Huerto Romita, en el que se dedican a la agricultura urbana.

Otras rutas

Norte

Norte

Nada hará más feliz a los shopaholics que este nuevo circuito de Turibús. Turi Shopping es un tour viaje redondo que te traslada al conjunto de outlets de marcas reconocidas ubicado en el Estado de México. Adidas, Adolfo Domínguez, Diesel, Carolina Herrera, Lacoste, Rapsodia, Perry Ellis son sólo algunas de las que encontrarás. Los descuentos son muy buenos, del 25% al 65% todos los días.

$250 (adulto) $150 (niños, INAPAM) Salidas diarias. 5141-1360 turibus.com.mx

Puebla

Puebla

Turibús tiene nuevos circuitos turísticos de un día. Con Turi Ángeles te puedes ir de paseo a Puebla y Cholula. Algunas de las visitas incluidas en el recorrido son la Zona Arqueológica de Cholula, el Taller- Museo de la Talavera y la Catedral de Puebla. El paquete es todo incluido, con una comida de tres tiempos en el restaurante El Ranchito, una muy buena opción para disfrutar de la gastronomía poblana.

$900 (adulto) $600 (niños, INAPAM), Salidas diarias. 5141-1360 turibus.com.mx

Comentarios

1 comments
PILAR MARQUEZ
PILAR MARQUEZ

ME SUPER ENCANTO SU INFORMACION REALMENTE NO CONOCEMOS NADA DE NUESTRO MEXICO LINDO. MUCHAS GRACIAS OJALA SIGAN DANDO INFORMACION DE MAS LUGARES. SALUDOS.