0 Me encanta
Guárdalo

La vida en dos ruedas

Su pasión por las bicis no tiene que ver con una simple moda. Te presentamos seis ciclistas que han conducido proyectos sobre este vehículo

Laura Benhumea (Foto: Alejandra Carbajal)
1/6
Foto: Alejandra Carbajal

Eso que sentía al montarse sobre su bicicleta le contagió el deseo de inspirar a otras mujeres citadinas a transportarse en dos ruedas. Laura reunió a un pequeño grupo y formó Insolente, un colectivo ciclista urbano que promueve la convivencia entre los diferentes sistemas de transporte, pero con la bicicleta como bandera.

Buscan demostrar que, más allá del género, sólo se necesita voluntad para cambiar una vida y subirse a la bici, que no importa cómo se vistan, con tacones no sólo saben caminar, también pedalear.

Para hacer posible ese cambio y acelerar el amor por la bici, Insolente desarrolla otros proyectos. A la chamba en bici es para aquellas que quieren tomarla como medio de transporte. Trazan una ruta viable del hogar al trabajo. También generan actividades para “conciliar“ la movilidad, como abrazar automóviles para que respeten a los ciclistas o subirse al transporte público a concientizar a los usuarios.

Tiendas y accesorios
San Pablo. Bicilandia en el Centro Histórico. Un par de cuadras con muchas tiendas para todo tipo de ciclista. Es ideal para empezar sin que tengas que entrarle a una tanda para lograrlo. San Pablo entre Topacio y Las Cruces, Centro. Metro Merced.

La Bici Urbana. Morelos 70, 5535 0240. Metro Juárez. Mié-lun 10am-7pm.

Sus bicis
Su consentida es urbana, una Pashley modelo Princess Sovereign. Para trayectos largos prefiere una Santa Cruz de ruta.

Accesorios
El suyo es un estilo minimalista: impermeable  y luces. Aunque recomienda el uso de reflejantes, colores llamativos cuando se circula de noche y un candado en forma de u. Nosotros recomendamos no perder la llave.

Rutas favoritas
Centro. Es recomendable perderse en sus calles, en cada paseo descubres callejoncitos y edificios increíbles.

Coyoacán. A pesar de que es un terreno complicado por los empedrados, también es una caja de Pandora, en cada pedaleada encontrarás experiencias únicas.

Tlalpan. Para intrépidos e insolentes, no hay mejor experiencia que agarrar todo Tlalpan hasta Tasqueña, es como robarse esos espacios que sólo son designados para los automóviles.

Martin Thulin (Foto: Alejandra Carbajal)
2/6
Foto: Alejandra Carbajal

Hace años llegó de Suecia a México con un encantador single de 7” (The Singer) publicado por el prestigiado sello indie-pop Labrador. A base de talento y transpiración, se forjó una trayectoria sólida como músico y productor. Ha producido 23 discos en la última década. Fundó la banda Los Fancy Free con la que lleva 15 años trabajando. Su pasión por la música lo lleva a tener un particular amor y dedicación por cada proyecto en el que participa.

Su más reciente álbum, I Rather Be Transparent than a Shadow in the Dark, ha sido publicado en vinilo blanco y todas las ganancias serán destinadas a la preservación del jaguar. Los surcos desprenden un olor a Joe Meek, a Spacemen 3 y muchos viejos lunáticos de la historia del otro rock, suena a eso viejo que hoy suena más nuevo que nunca. Sigue siendo un necio y un romántico.

“Hoy la gente sólo busca una banda en Wikipedia, y si dice que es buena, entonces van a su concierto. La música ya no es escuchada”.

Su bici
Trae una bici “de lechero, de esas que se usan en el mercado”. Rines de 28 pulgadas y dos velocidades que se cambian con el pedal, al igual que el freno. Esto le permite mayor estabilidad y libertad con las manos.

Tienda
Planeta Cleta. Francisco Pimentel 80-C, San Rafael. 55 5431 3460. Metro San Cosme. Lun-vie 11am-6pm, sáb 10am-2pm.

“Me encanta ese lugar porque te la personalizan y  se adaptan a tus necesidades. El dueño de la tienda es un amante de las bicis, incluso arman paseos hasta Cuernavaca. Sabe mucho y eso hace la diferencia”.

Rutas favoritas
Polanco
, aunque entrar y salir de esta zona merece el calificativo “infierno”. “De ida es complicado pero se puede, de regreso, a fuerza tengo que ir en contrasentido sobre Circuito Interior, es horrible”.

Belem Guerrero (Foto: Alejandra Carbajal)
3/6
Foto: Alejandra Carbajal

Ganó una medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Su carrera profesional escuchó el disparo de salida cuando tenía 14 años, entonces inciaron sus viajes a competencias en Estados Unidos y Latinoamérica. Alcanzó su cenit al obtener su presea y su vida cambió por completo.

Actualmente sigue promoviendo el deporte, pero fuera de la pista. A mediados de mayo se convirtió en secretaria del Deporte en el Estado de México.

“Mi objetivo es integrar deportes como box, futbol, lucha libre, natación, ciclismo y atletismo para fomentar la actividad física y la salud. También quiero trabajar de cerca con los deportistas profesionales, para apoyarlos y que poco a poco vayan cosechando triunfos”.

Como homenaje, el velódromo ubicado al interior de la Ciudad Deportiva Juan Fernández Albarrán, en el municipio de Zinacantepec, Estado de México, lleva su nombre. El diseñador del inmueble fue Peter Junek. El óvalo está hecho de madera canadiense y equipado con una pista ondulada que va de 350 a 390 metros, con rampas y arrancadero electrónico empinado. Es un recinto muy conveniente para acoger competencias internacionales. Se busca campeón.

Sus bicis
“Mi bicicleta es algo que valoro mucho y respeto, es como una parte de mi cuerpo y mi ser, tiene un valor sentimental muy importante. Tengo una bicicleta urbana para pasear por la ciudad. También tengo una de ruta, y las que son de competencia a nivel profesional (de crono y montaña)”.

Accesorios
“El casco es esencial. Las luces son otro de los aditamentos más importantes para evitar cualquier percance. Ropa cómoda, para que la experiencia de ir rodando sea mejor, y mucha hidratación”.

Lo que más me ha sorprendido
“Demostrar que podemos alcanzar una velocidad de alrededor de 80 kilómetros por hora. Eso es lo que más me alegra, que se pueden romper récords y me permite reflexionar sobre todo lo increíble que puede hacer el ser humano”.

Lázaro Ávila Reyes (Foto: Alejandra Carbajal)
4/6
Foto: Alejandra Carbajal

Recorre aproximadamente ocho kilómetros diarios. Durante más de 30 años, Lázaro y su bici han rodado las calles del sur de la ciudad. Su canasta rebosa de los productos que son indispensables en la dieta del mexicano promedio: tortillas, chicharrón, salsas roja y verde, guacamole, sopes, gorditas, tlacoyos y hasta dulces típicos. Viaja diario desde San Francisco, un poblado en el Estado de México. Trabaja de lunes a sábado, su jornada laboral comienza las 8 de la mañana, junto con la de otros 100 bicicleteros que se reúnen en una tortillería en la Benito Juárez. Ahí guardan su cleta y se surten de mercancía que van vendiendo de puerta en puerta. Lo mismo en casas particulares que en pequeñas tiendas de abarrotes y hasta a los peatones que se encuentran en las calles. Como a las cinco de la tarde termina su labor. Es cuando debe regresar a su casa para cumplir con su otro trabajo: curtir la tierra, pues don Lázaro también es agricultor.

Su bici
Lleva cinco años con su bicicleta actual. La tiene equipada con un canasto grande al frente y una caja de plástico en la rueda trasera, que en realidad es un contenedor para su cargamento de tortillas.

Rutas
Recorre toda la Benito Juárez, de Villa de Cortés a General Anaya. De ahí, a Coyoacán. Algo así como ocho kilómetros diarios.

Anécdotas
“Diario nos pasa de todo un poco. Muchas veces casi nos atropellan los autobuses o micros. También me ha pasado que los chavos de las escuelas me avientan cosas, desde naranjazos hasta bolsas con agua”.

Mariana Blanco (Foto: Alejandra Carbajal)
5/6
Foto: Alejandra Carbajal

Los Loosers es la única opción de comida vegana con servicio de entrega en bici. Es una empresa fundada por Mariana Blanco y Yisus, quienes siempre habían padecido la limitada oferta de este tipo en la ciudad. Ambos disfrutan mucho de cocinar –hasta hacían cenas para sus amigos– y de recorrer las calles en dos ruedas. Originalmente preparaban el pan para la cafetería de una amiga, hasta que en mayo de 2012 Los Loosers tomó forma.

Sólo usan Facebook y Twitter para hacer pedidos. Los detalles sobre el procedimiento para las entregas se explican en una infografía interactiva y cubren buena parte de la ciudad. “Podemos viajar desde tres hasta casi 40 kilómetros. Hemos entregado en Culhuacán y no se cobra el envío”.

Su objetivo no es sólo vender comida saludable,  realmente les interesa que sus clientes apuesten por la movilidad en bici y las alternativas a los productos de origen animal. Su menú cambia todo el tiempo. Preparan sándwiches rústicos, estofado de lentejas, panes, pizzas veganas, veggie burgers hasta tamaloosers. El nutriólogo que forma parte de su equipo se encarga de preparar salsas, jaleas o mermeladas para que los sabores de los alimentos sean siempre diferentes. Además, diseña los menús de la semana. “No podría decir que esta empresa sea mi trabajo. Aunque siempre hay mucha adrenalina y sentimientos encontrados, porque sales a andar por las calles a toda velocidad. Los Loosers es mi proyecto de vida”, nos dice Mariana.

Su bici
Una de piñón fijo sin frenos.

Tiendas y accesorios
“Yisus trabajó en Velo Velo. Él se encarga de darle servicio a todas nuestras bicicletas. Tenemos un pequeño taller con herramientas”.

Pop-up de los Loosers
Reparten comida de martes a jueves, pero los sábados montan un pop up bruch en La Nonna Fina con opciones de platillos que no tienen en su servicio de entrega regular: pozole verde, pancakes con miel de agave, chilaquiles o fasolada.
Sábados. Jalapa 217, Roma. 5264 7790. $80.

Para comer
En la Cafetería Gaby’s (Liverpool 68 esq. Nápoles, Juárez. 5511 7637) preparan unos chilaquiles deliciosos. Nos gusta mucho la sopa del restaurante coreano Nadefo (Liverpool 183, Juárez. 5525 0351) y las tortas más ricas son las de la tortería El Jardín (México esq. Chilpancingo, Condesa).

Rogelio Garza (Foto: Alejandra Carbajal)
6/6
Foto: Alejandra Carbajal

Después de varios años rodando en el DF, decidió profundizar en la naturaleza de las bicicletas a través de su relación con celebridades de la cultura universal. ¿Qué tendría que ver uno de estos vehículos con Albert Einstein? Tal vez no mucho, pero simplemente lo inspiró a desarrollar la teoría de la relatividad que lo hizo famoso, como lo recuerda el libro Las bicicletas y sus dueños (2008), que también narra la afición por las dos ruedas de todo tipo de personajes que van de Ernest Hemingway a Felipe Calderón y Lance Armstrong. Ahora trabaja en un segundo libro, con el título tentativo Días de rodar, en el que se plantea la ambiciosa misión de documentar la historia del ciclismo en México, desde los clubes del siglo XIX hasta los colectivos urbanos que hoy llaman a tomar las calles. De forma paralela conserva un proyecto no menos importante para esta materia: seguir rodando.

“No podría dejar de andar en bici”.

Tiendas y accesorios
People for Bikes. Zacatecas 55, Roma. 5264 1457. Lun-sáb 10am-8pm, dom 12-6pm.

Transvision. Horacio 340, Polanco. 5531 3113. Metro Polanco. Mié-lun 10:30am-8pm, dom 10:30am-5pm.

Ciclópolis. Alta Vista 106, San Angel Inn, 5550 3263. Varias sucursales.

Benotto. San Luis Potosí 211, Roma. 5264 4897. Lun-sáb 10am-7pm. Varias sucursales.

Sus bicis
Sólo tiene nueve.

“La mejor es la que más te guste y con la que te sientas más cómodo”. Para los debutantes recomienda una de montaña con llantas para ciudad. Es ideal para una “ciudad extrema” como el DF, pero siempre podrás regresarle sus neumáticos con tacos para salir al campo. Si lo tuyo es el estilo, Rogelio recomienda las fixies, esos delgados y estilizados cuadros con un piñón fijo a una cadena en la rueda trasera. No hay velocidades y nunca dejas de pedalear. “Pero eso sí, con frenos”, advierte.

Accesorios
El principio de la bicicleta es simple: mientras menos cosas, mejor. Si la rodada se complica, prefiere tener algunas cosas a la mano: casco, luces, cámara de refacción, lentes y guantes.

Rutas favoritas
Si eres un novato en la exploración urbana sobre dos ruedas, o simplemente buscas un paseo recreativo, es preferible que no vayas solo. Rogelio recomienda acercarse a uno de los varios grupos que organizan recorridos durante la semana. Los hay en distintas regiones, niveles de intensidad y horarios.

Roma-Condesa. Es una zona de tránsito lento donde la moda ha vuelto aceptable (y cómodo) salir a rodar. Hay muchos servicios relacionados.

Ciudad Universitaria. Los domingos, cuando no está hacinada por estudiantes, es una buena alternativa para relajarse y entrenar ciclismo de ruta.

Ciudad Satélite. Sus boulevares y sus calles amplias ofrecen una tranquilidad que los defeños poco sospechan.

Comentarios

1 comments
Luis D
Luis D

Buen artículo, ir e bicicleta es muy beneficioso por varios puntos. Tal vez no lo sea para ir todos los dias al trabajo (si trabajas alejado de tu hogar), pero nunca viene mal tener una bici en la parte de atras de un auto por si vas de 

vacaciones a algún lugar. Recomiendo http://www.ceeneumaticos.com/ para ver diferentes tipos de neumáticos a buen precio.