0 Me encanta
Guárdalo

Ilse Salas

Platicamos con la protagonista de Los Güeros, película ganadora del premio a Mejor Largometraje en el Festival de Cine de Morelia 2014

¿Cómo defines la palabra estilo?
Es la personalidad de algo o de alguien.

¿Cómo defines tu estilo?
Como Ilse creo que no tengo mucho estilo. Como actriz, me gusta divertirme. No me gusta nada producido, prefiero las personalidades naturales. En ese sentido, creo que busco algo similar.

¿Qué papel juega la actuación en tu vida?
Se convirtió en mi vida. Pienso en eso todo el tiempo, de eso vivo. Proyecto mucho de mí misma en los papeles que interpreto y, ¿por qué no?, en los que sueño con interpretar. Me gusta disfrazarme y ser otras personas, es mi forma de comunicarme con el resto del mundo. 

¿Cuál es tu perspectiva de la industria del cine y la televisión?
Creo que siempre ha hecho falta dinero para la cultura, pero también pienso que últimamente se han hecho muchas cosas buenas.

Algo que me gusta de este país es que buscamos cómo hacerlo. Siempre queremos contar una buena historia. En el teatro lo mismo, tenemos mucho que decir.

Ahora la televisión está empezando a hacer algo que nos conviene a todos, que son las series. Son pocos capitulos, pero mejor hechos, mejor escritos. Hay personas de cine involucradas... Tengo la esperanza de que cada vez se hagan más y con ideas de escritores mexicanos.

¿Qué falta para que eso pase?
Valor de los productores. Lamentablemente las grandes televisoras sólo producen lo que ya saben que va a funcionar; no tienen el interés de arriesgarse. Lo que hace falta es, como decía mi abuelito, "lo que las monjas le ponen al rompope". Para hacer las cosas bien en la tv mexicana faltan huevos. 

¿Le cambiarías algo a la industria del entretenimiento?
Sí, sobre todo a la tele. En el cine, creo que hay una gama interesante. Tenemos desde películas súper taquilleras como Nosotros los nobles, hasta películas de Amat Escalante o de Alonso Ruíz Palacios, que ganan festivales internacionales.

En la tele hay menos variedad. Es muy raro que vea la tele porque siento que ya me sé las historias; le hace falta riesgo de la gente que pone el dinero para que se haga. Hay creatividad, talento, actores, directores... Pero no les dan financiamiento para que se vuelen la cabeza, a diferencia de otros países.

Hablando de Cantinflas, ¿cómo fue la grabación?
Fue un rodaje muy divertido, nos transportó a otra época. Pienso que a todos nos trajo recuerdos de la época cantinflesca; me acuerdo de muchas películas de Cantinflas. Representar a México en ese entonces a todos nos hizo mucha ilusión.

¿Cuál fue tu mejor momento?
Creo es donde aparecemos todos juntos: Óscar Jaenada, Gabi de la Garza, Luis Gerardo y yo. Fue muy padre, me traen recuerdos muy buenos. Reímos mucho y nos hicimos una familia durante el rodaje.

¿Qué experiencia te deja darle vida a la esposa de Cantinflas?
Fui muy afortunada. Al principio, no tenía idea de que estaban haciendo una película de Cantinflas. Todos sabían que se iba a hacer y yo ni idea.

Cuando mi representante me dijo, no quería hacer el casting porque estaba haciendo otra película (Los Güeros). Puse mil pretextos para hacerlo. Al final, mi manager me obligó a ir; me paré ahí sin expectativas y a los tres días ya estábamos planeando la prueba de vestuario.

¿Cuáles son tus lugares favoritos de la ciudad?
Yo crecí en el sur, en el centro de Tlalpan, me gusta mucho la placita de ahí. Ahora que tengo un hijo, me gustan los lugares tranquilos. Vivo en Coyoacán, así que me gusta mucho ese barrio. Además me encanta la UNAM y algunas cosas de la Roma. 

Comentarios

0 comments