0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista con Sharon Hassel

Platicamos con la modelo y conferencista sobre su labor social en pro de la comunidad LGBTTTI en la Ciudad de México

Foto: Cortesía CCU Tlatelolco

Las diferencias nos hacen únicos, pero algunas veces son estas las mismas que nos generan problemas ante la sociedad por no ser o parecer a lo estipulado, sin tomar en cuenta las capacidades de cada persona.

Platicamos con la modelo y conferencista trans mexicana de 29 años, quien nos contó sobre su función como activista en pro de la diversidad sexual y los grupos minoritarios, para evitar su discriminación y lograr su inclusión social y laboral.

¿Cómo te diste cuenta de que eras una mujer trans?
Desde la niñez siempre me he sentido mujer, por lo que no tuve cuestionamientos respecto a mis preferencias, gracias a mi capacidad de decisión. Un día les dije a mis padre "Soy niña" y ahí empezó todo.

¿Cómo reaccionó tu familia?
Se portaron con una actitud flexible, respetuosa y sobre todo de aceptación, no hubo una imposición para cambiarlo, además siempre me dejaron ser. Las  molestias fueron con la sociedad, principalmente en la escuela, donde sufrí agresiones físicas, psicológicas y verbales, no sólo por parte de mis compañeros, sino también de las monjas y maestros. Estos hechos lograron forjar mi carácter. 

¿Cómo fue tu transición?
A los 15 años comencé la terapia hormonal, dos años más tarde me realicé la operación de busto y dejé los estudios por los problemas surgidos respecto al cambio que comenzaba en mi vida. Durante los 17 y 23 años fue el proceso de transformación más difícil porque pasé por un juicio de cambio de género en el que tenía que asistir al psicólogo, a consultas en las que había peritos quienes daban su dictamen médico y pasar por un proceso hormonal de dos años.

¿Cuáles fueron las principales dificultades de este proceso?
La indiferencia que había por parte de los jueces, quienes ponían muchas trabas en el proceso para prolongarlo aún más. Es por eso que demandé al gobierno y al Registro Civil. 

¿Cuál es el mensaje que buscas transmitir a través del modelaje?
Expresar la belleza del arte corporal sin ninguna pretenc

ión y describir con él nuevas formas de expresión. También los tatuajes tienen un significado para cada quien, y en mi caso son experiencias que quiero dar a conocer. Además de promover de manera pacífica la imagen funcional y social de una persona que es diferente a los demás. 

¿Cómo te convertiste en conferencista? 
Por medio de una cuestión religiosa afrocubana. En el estudio de estos temas conocí a Leticia Jiménez, octava regidora de Chimalhuacán, ella me dio la oportunidad de impartir pláticas para sensibilizar a los funcionarios y asesorar  a las familias. Por estas acciones recibí el reconocimiento del Ayuntamiento y Nuevo Chimalhuacán.

El principal tema a tratar en tus conferencias es la discriminación sus diferentes formas . ¿Cómo crees que tus palabras cambian a la sociedad?
Mediante una reflexión en la que se rompan los estándares estipulados y los clichés hacia las personas de la comunidad LGBTTTI y a los que buscan a través de las perforaciones, tatuajes o cabello pintado, una forma de expresión. Debido a que algunas veces, a estos grupos les niegan oportunidades laborales sólo por su apariencia o preferencia, dejando en el olvido sus capacidades.  

¿Cuál es el origen de tu nombre Sharon Hassel?
Quería terminar la transición de una manera satisfactoria, por lo que el nombre era un elemento importante, no me interesaba uno exótico o chusco como con los que suele conocer a las personas trans. Mi idea era que fuera sofisticado, diferente y que sobresaliera de los demás por lo que pedí permiso a mi amiga Hazzel Cid, para utilizar su nombre. Al final, le dije a mis padres: ustedes no perdieron un hijo, ganaron una hija.

Comentarios

0 comments