0 Me encanta
Guárdalo

Los mejores bares gay para ir en miércoles

Diversión a media semana

La Botica Mezcalería

Recomendado

Una surtida variedad de mezcales, botanas de quesillo o tamales, cervezas y éxitos pop, de esos para tronar la cadera bien coordinados. El DJ está dispuesto a cumplir caprichos musicales que puedes taconear en una tarima de la que casi nadie escapa, para bailar desde “Surfin’ Bird” hasta el “Bombón asesino”.

Leer más
Zona Rosa

Cabaretito Neón

De acuerdo con sus organizadores, vale la pena acudir a mitad de semana a la versión Neón del Cabaretito, dentro de la encantadora Plaza del Ángel, pues tienen asegurada la presencia de algún DJ invitado. Habrá que averiguar si la calidad de las mezclas son buenas; sin embargo, lo que sí es bueno es que no hay cover  y que de seis a once las cervezas están a 2x40 pesos.

Leer más
Zona Rosa

Pulquería La Elegante

Aunque se hace llamar pulquería, si hubiera posibilidad de tomar una foto aérea de este local saltarían a la vista las cubetas amarillas con cervezas hundidas en cubos de hielo. Son las protagonistas que le roban escena a los curados que, desde luego, también venden. Lo que sucede es que, de tres a nueve de la noche, tienen interesantes promociones, cuatro cervezas por 50 pesos. Las jarras de pulque poseidón valen 100 pesos. Uno de los encantos de este local, con cortinas que parecen haber sido hechas con manteles de colores chillantes de alguna fonda, es que se aleja del barullo clásico de Amberes y sus alrededores. Si algo tiene La Elegante es que la diversión es tan desenfrenada como su decoración. Se trata de un espacio que mezcla el servicio de bar con cabaret, en una decoración chillante, folclórica, rematada con detalles muy mexicanos, como jarros de barro y figurines de virgencitas y santos, donde los comensales se las arreglan para improvisar pistas de baile y sus organizadores arman luchas de dos a tres caídas entre travestis que imitan a las más feroces divas del pop en español, como Gloria Trevi y Paulina Rubio. Cuando no hay espectáculo travesti, la música corre a cargo de su DJ residente, Luis Rivas, quien programa básicamente ese pop consentido y adoptado por la comunidad gay, con un poco de reguetón y ritmos gruperos (aunque de repente suena electrónica y éxitos indie). Lo frecuentan mujeres y hombres casi en la misma proporción y no hay cover. Eso sí, pue

Leer más
Zona Rosa

Afrodita

A veces montan pequeños performances en el escaparate que da a la calle. Divertida combinación de sex shop y una terraza con bar. Encuentras desde lubricantes hasta complejos aparatos de estimulación erótica. Como un pedacito de Ámsterdam en la Zona Rosa.

Leer más
Zona Rosa

Marrakech 2.0

Recomendado

El antro que cambió la perspectiva de la noche gay en República de Cuba y motivó a los parroquianos LGBTTTI a salir del confort de la Zona Rosa, incluso de Polanco, empieza una nueva aventura con el Marrakech 2.0. El folclor pop lésbico-gay se abre paso en el pequeño, pero agitadísimo, pasaje de Filomeno Mata. A pocos días de abrir sus puertas es ya un éxito. Los fines de semana, por la tarde, el lugar está totalmente lleno. Víctor Jaramillo y Juan Carlos Bautista, dueños del Marrakech, no disimulan su alegría, con todo y que apenas tienen tiempo para hacerlo. El Marrakech 2.0 ocupa un acogedor bodegón de techos altos y sus mesas se extienden hasta la acera. El interior color marrón continúa con el paramento que da personalidad al Marra: desinhibidos cuadros de chacales irresistibles y propuestas visuales de arte homoerótico y lésbico. No sólo se trata de un bar. Si caminas hacia los baños, te encuentras un pasillo con espesas cortinas negras. Detrás hay un patio con un pequeño escenario en el que está la consola del dj. Sobre las paredes de piedra cuelgan divertidos neones con mensajes políticamente incorrectos: “Estética culera”, por ejemplo. Como una sofisticada reinvención de una fiesta de XV años, está la pista de baile que asegura horas de zapateado y ligue al ritmo de la ecléctica selección musical, desde la Trevi y Beyoncé, hasta Pixies, Chvrches y remixes de Lana del Rey. El nuevo Marra es un antro más amplio que el seminal de Cuba, pero mantiene su política de preci

Leer más
Centro Histórico

Vaqueros Bar

Por encima de unas escaleras, que de primera impresión parecen desoladas, y girando sobre un descanso en donde se halla la barra de bebidas llegas al Vaqueros Bar (antes conocido como Q-Eros y Nuevo Vaquero), ubicado en el primer piso de un edificio de principios de la década de 1960, con una privilegiada vista a la calle de Florencia en la Zona Rosa. Las ventanas del club dan casi a la altura de las crestas de la palmeras que adornan el camellón. Para ser un club que se encuentra al borde del ajetreo de los tarjeteros que intentan convencerte de que entres a cualquier bar, se agradece el servicio tranquilo, es decir, nunca intentaron presionarme para comprar más de las cervezas que yo quería, y la música tiene la ecualización ideal para conversar sin necesidad de gritar. No es precisamente un club que desborde reflectores robotizados, tampoco tiene bolas discos. En realidad es un club sencillo: un cuadrado con paredes monocromáticas, mesas altas, pantallas de plasma y justo en el rincón derecho un pequeño cubículo iluminado con leds funciona como cabina del DJ. Al menos el viernes que fui, todos los clientes eran parejas de hombres (aunque las chicas son bienvenidas) que conversaban en voz baja con un tazón de palomitas al centro y una cerveza. Uno de los meseros me aseguró que "se pone bien” poco antes de que empiece el primer show travesti (11pm-12am). Pareciera, por momentos, que se trata de un bar con tintes vaqueros, por la duela del piso y algunos de los parroquian

Leer más
Zona Rosa

La Facultad

Medio bar, medio disco, con mesas altas y pisos alfombrados. Su nombre tiene cierta relación con la clientela que en gran mayoría son universitarios. Para beber cerveza acompañada de tazones con palomitas y hacer un análisis de los novios. En ocasiones bailan. Casi siempre está a reventar desde temprano.

Leer más
Zona Rosa

El Almacén

Este antro podría decirse que es un clásico descuidado. Por mucho tiempo fue el bar buga del legendario Taller, que fuera nada más y nada menos el primer club sólo para hombres de la Ciudad de México, inspirado en los obreros de San Francisco. Estuvo cerrado por mucho tiempo, pero recién acaba de abrir sus puertas, quizás esper­ando poder revivir esos tiempos de gloria. De momento es un bar sencillo.

Leer más
Zona Rosa

El Oasis

Este bar se encuentra en las entrañas del Centro Histórico. Los jueves son de karaoke y los viernes hay show travesti. La música obligada es banda y salsa para quitarse el frío. Este bar permite la entrada a mujeres. Para no perderse la charla, afuera hay ceniceros que fomentan compartir la fumada y el ligue.

Leer más
Guerrero

La Suite Bar

Discreto, intrigante, cachondo, con “lugar de encuentro” para hombres en la planta alta. Se integra al corredor de clubes gays de la calle de Amberes. Hay un cover de 100 pesos y la cerveza cuesta 25, aunque por reciente inauguración de 6 a 7 pm no hay cover.

Leer más
Zona Rosa

Comentarios

0 comments