0 Me encanta
Guárdalo

Perros al rescate

Conoce más sobre el entrenamiento que reciben los peludos rescatistas

Foto: María José Sánchez

Desde perros guía hasta perros policía, los canes se han ganado a pulso el título de mejor amigo del hombre, por eso Rodrigo Martínez Velasco, entrenador de búsqueda y rescate y etólogo, nos explicó de manera general cuál es el proceso que los peludos siguen para convertirse en héroes.

Un perro rescatista implica mucha responsabilidad ya que los entrenamientos requieren compromiso y constancia, Rodrigo recomienda que este proceso se inicie desde que el perro tenga dos meses de edad y antes de que cumpla cuatro, para influir directamente en su proceso de socialización con todo tipo de gente  y adaptación al entorno con el que se va a relacionar el resto de su vida.

El objetivo de este tipo de entrenamiento es que los perritos entiendan la búsqueda y rescate como una actividad lúdica donde todo se premia con juego y comida. Este proceso es gradual, primero aprenden a encontrar personas fuera de su vista a través del olor y al mismo tiempo, distinguir todos los olores de todas los que se encuentren en una zona de siniestro, es importante aclarar que al perro se le enseña a buscar únicamente a las personas que estén fuera de su vista.

Las razas ideales para llevar a cabo este tipo de actividades son aquellas  con una nariz larga, como los pastores alemanes o belga y los labrador,  más allá de la raza, se debe tener en cuenta la condición física del perro ya que este tipo de preparación requiere mucho esfuerzo de los peludos, por eso deben tener gran agilidad y capacidad pulmonar.

El adiestramiento se enfoca muchísimo a la búsqueda de víctimas en diferentes escenarios, durante la capacitación, éstos varían según el nivel de entrenamiento con el fin de que el perro no se  acostumbre a una rutina y pueda funcionar en otras situaciones. Así mismo, se le enseña  que sólo debe ladrar cuando encuentre a las personas y que no  debe temer a los sonidos fuertes, como el de sirenas o explosiones, así se evita que el perro sufra estrés o ansiedad.

Se recomienda que los perros rescatistas sean  educados bajo comandos u órdenes universales que le permitan ser manejados por distintos rescatistas y puedan trabajar sin problemas ante cualquier siniestro. El entrenador es responsable de la conducta del perro ya que un adiestramiento mal enfocado podría provocar agresión en el animal.

Si te interesa iniciar a tu cachorro en la búsqueda y rescate, Rodrigo imparte talleres de adiestramiento y conducta en la Universidad canina ubicada al sur de la ciudad, puedes consultar toda la información directamente en su página oficial.

 

 

Comentarios

0 comments