0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista con Atsuo, baterista de Boris

A propósito de la visita de Boris, el ecléctico trío japonés, charlamos con su baterista, Atsuo

Cortesía FMX

Viernes por la noche en las oficinas del Festival de México. Roberto Shimizu, director del MUJAM, me ayudaría con la traducción para la entrevista con el baterista y "representante espiritual" de la agrupación originaria de Tokio. Sus otros dos integrantes, Wada y Takeshi, son renuentes a hablar en público o con los medios.

La presencia de Shimizu sería vital: no sólo para que aquello no pareciera escena de Lost in Translation, sino porque es sabido que el nipón promedio es hermético por naturaleza.

Cualquier crítico o fanático lo sabe: intentar describir qué es lo que hace Boris puede dar como resultado escribir varios párrafos. Baste decir que durante dos décadas de carrera, y con la impresionante cantidad de 23 discos de estudio, han tocado todo, desde shoegaze hasta ambient.

Después de obtener la confianza de Atsuo, nos reveló qué encierra su nuevo disco (Präparat, 2013), así como la constante experimentación que ejecutan.

"En 2011 grabamos tres discos (New Album, Heavy Rocks y Attention Please), los cuales sirvieron como eslabones de un proceso creativo para encontrar el sonido definitivo que en esta parte del camino hemos bautizado como komori. En estos discos, cada track era distinto al anterior, incluimos todo lo que se nos ocurrió. Para Präparat aterrizamos todo esto, usamos un filtro, por lo que las canciones son más uniformes, aunque la búsqueda de nuestra identidad continúa y no sabemos en realidad cuándo terminará", aseguró el baterista.

Conforme avanzaba la entrevista se podía notar que estos músicos se han tomado realmente en serio su trabajo. Atsuo aseguró:"En estos días, lanzar un disco para nosotros es como si hiciéramos un documental. Aunque viajamos poco, metafísicamente lo hacemos mucho. Así hemos ido a varios países, conocemos a su gente, probamos su comida, entendemos sus costumbres. Cuando ya nos hemos empapado de su cultura, regresamos al estudio y empezamos a componer. Hemos dejado olvidado el lado artístico, inclinándonosa un aspecto más técnico".

"Vaya, en una nación donde todo son reglas y prohibiciones, el hacer noise, montar elaboradas coreografías para los grupos de pop o lucir bolsos extravagantes de diseñador en el barrio de Shinjuku son las válvulas de escape que como japoneses nos quedan", concluyó el músico.

Boris, Liturgy y Monogatari
Lunario de Auditorio Nacional
.
Jue 16, 9pm
Reforma 50, Chapultepec.
Metro Auditorio.
$500.

Comentarios

0 comments