0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista con Balmorhea

Fusión perfecta entre clásica y postrock

Balmorhea

Una de las ciudades más importantes para la industria musical es Austin. El lema de la capital del estado de Texas es "The Live Music Capital of the World" (La capital mundial de la música en vivo).  Lo anterior, gracias a la gran cantidad de músicos, géneros, lugares, festivales, conciertos y, sobre todo, público que consume y vive la música como si fuese indispensable.  Bajo estas condiciones, las probabilidades de que una banda salga del anonimato o permanezca en él son exactamente iguales.

Balmorhea es de Austin y está integrada desde hace casi siete años por seis músicos con diversas influencias. Reconocidos por fusionar desde la música clásica hasta el punk, sin hacer uso de la palabra en sus composiciones, la agrupación se presentó el pasado 6 de junio en el Lunario del Auditorio Nacional. Charlamos con Michael A. Muller, uno de sus fundadores.

Se les considera una de las mejores bandas de Austin. ¿Es difícil tener éxito en una ciudad tan importante para la música?

Austin tiene un montón de música, es algo que se expande entre muchísimos géneros inimaginables. A veces es difícil hacerse oír en medio de todo el clamor de tantas fiestas y espectáculos, y grandes nombres que entran y salen todo el tiempo. Siento que hemos tocado tanto aquí que hemos creado una buena y consistente base de fans. Contamos con un grupo pequeño y dedicado de personas que nos escuchan y nos apoyan. Es muy bueno reconocer caras familiares cada vez que tocamos en la ciudad. Nos sentimos muy apoyados en Austin, y creo que es en parte debido a su amable y hospitalaria mentalidad. Estamos muy agradecidos por la comunidad de músicos y oyentes de la ciudad.

¿Todavía se sienten extraños en el negocio?
Creo que al inicio estábamos muy ajenos a todo lo que pasaba, pero hemos conseguido seguir adelante por más de seis años, por lo que nos vimos obligados a aprender rápidamente el camino correcto e incorrecto para navegar en la industria. Hemos aprendido mucho y no podríamos estar más agradecidos con las personas que nos han ayudado en el camino.

¿Es difícil acercarse a la gente cuando sus composiciones no tienen palabras?
No lo creo. La falta de palabras de alguna manera hace que sea más fácil conectar con la música para un público más amplio. No hay letras que limiten nada. Esto es un buen aspecto de la música instrumental.

La música clásica es una de tus influencias. ¿Consideras que este género llega cada vez menos a la gente joven?
Eso es cierto en general, aunque con nuestro nuevo disco hemos ampliado la paleta de sonidos, por así decirlo, y siento que tiene un poco para todos. Al componer la música no nos propusimos llegar a un grupo demográfico determinado o un rango de edad. Una amplia gama de personas, edades y demografía vienen a nuestras presentaciones. Tenemos una mezcla desde los adolescentes más jóvenes hasta los abuelos con pelo blanco, y los que se encuentran en medio de este grupo.

¿Por qué decidiste que querías ser músico?
Mi padre tocaba la guitarra cuando era un niño y me enseñó lo básico. Me tocaba canciones en la cama casi todas las noches. Tenía también una gran colección de viniles y siempre los escuchaba. Creo que el simple hecho de estar abierto a todo eso a una edad tan temprana realmente me preparó para absorber todo y entonces comencé mi colección de cassettes como a los cinco años. Recuerdo tomar una escoba y fingir que era una guitarra, mientras escuchaba a Iron Maiden. Empecé a tomar lecciones de guitarra a los 12 años. Todos los demás en Balmorhea han tocado música la mayor parte de sus vidas con estudios y capacitación formal. Dylan (el chelista) y Kendall (nuestro percusionista) cuentan con títulos universitarios para sus respectivos instrumentos.

¿Cuál fue el primer disco que compraste con tu propio dinero y qué representa para ti?
No recuerdo específicamente, pero creo que fue Master of Puppets, de Metallica. Lo compré en casete en una tienda que se llama Sam Goody. Lo escuché tanto que empezó a enredarse en mi walkman. Recuerdo escucharlo camino a la escuela todos los días, diseccionando todos los matices y tonos en mi oído. Creo que he aprendido mucho acerca de la música y la composición de sólo escuchar discos así, una y otra vez, aprender algo nuevo o escuchar algo diferente cada vez.

¿Cómo hacer que la transición de escuchar punk a experimental sea melódica?
Fue gracias a Tortoise. Ellos fueron quienes me abrieron la puerta al cambio. Crecí escuchando a bandas como Fugazi y Bad Religion, pero algo hizo clic cuando me enteré del álbum homónimo de Tortoise en 1994. Realmente me conmovió y me abrió la mente a un amplio espectro de influencias que nunca busqué antes de eso.

¿El punk ha muerto?
Está, sin duda, cubierto por la corriente mainstream y por la sobre-saturación de tantas bandas y tanta música, pero creo que todavía está allí. Sólo tienes que buscarlo más a fondo. Tal vez "punk" es más del enfoque o actitud que un sonido específico. El punk nunca va a morir.

¿Qué tanto influye la tecnología musical en Balmorhea?
En nuestros primeros lanzamientos, la tecnología no era más que algunas grabaciones de campo y los efectos en pedales, pero cuando integramos a Kendall, hace unos años, su formación musical trajo una gran cantidad de elementos electrónicos que adoptamos. Para Stranger usamos sintetizadores, Ableton, loops de guitarra y muchos efectos. Tocamos y emulamos la mayoría de los sonidos que se escuchan en el álbum en vivo y con seis personas corriendo por el escenario en cada canción, es muy divertido para tocar en vivo (y espero que sea divertido de presenciar).

¿Están totalmente dedicados a su música?
Por supuesto. Hemos estado tocando juntos durante casi siete años. Hay más cosas ahora que nunca antes. Todos tenemos que estar totalmente dedicados con el fin de que funcione. Intentamos vivir separados durante un año y fue muy difícil. Todos estamos en Austin ahora a tiempo completo y nos encanta estar cerca y listos para lo que sea en poco tiempo.

¿Qué han estado escuchando últimamente?
Todos hemos estado escuchando muchísimo lo nuevo de Kurt Vile. Es realmente genial. Está en un nivel totalmente diferente. ¡Imparable!

Comentarios

1 comments
D.
D.

Buena entrevista... Y qué bueno estuvo el concierto.