0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista con Belle & Sebastian

A propósito de su más reciente producción hablamos con Sarah Martin (violín y voz) sobre los 18 años de trayectoria de la banda, su sonido bailable y su rola sobre el síndrome de fatiga crónica

Foto: Cortesía Arts & Crafts

La música es un lenguaje que estos escoceses hablan muy bien. Belle & Sebastian logra comunicarse con cualquiera a través de sus ritmos.

En 2014 alcanzaron la mayoría de edad como banda, ¿qué representa esta madurez?
Siempre miramos hacia delante y seguimos haciendo música con el mismo entusiasmo que antes. Ya pasó bastante tiempo desde nuestro último disco, en 2013, por eso sentimos increíble tener canciones inéditas en las presentaciones.

¿Aún les excita la idea de lanzar discos?
Es emocionante tener rolas nuevas en los shows. Probamos cosas distintas, por ejemplo, nunca antes habíamos usado visuales y ahora experimentamos con ellos.

La industria musical cambió drásticamente en los últimos 18 años. ¿Cómo afectó esto al trabajo de Belle & Sebastian?
Cuando iniciamos, nos tomó tiempo ser una banda de verdad. En ese sentido seguimos en evolución. Yo tenía 22 años y los miembros más grandes tenían 27. Ahora tres de ellos son padres y el mundo de los adultos irrumpió en la banda. La vida es un poco más complicada ahora, pero esto nos ayuda a concentrarnos. Cuando grabamos un disco debemos ser eficientes y aprovechar el tiempo.

¿Su inspiración e influencias han cambiado?
Las chicas y sus problemas siguen siendo nuestra principal inspiración. Lo que sí cambió fue nuestra manera de verlas porque tenemos un punto de vista más amplio del mundo. Aún hay drama en nuestras vidas y tenemos las mismas fijaciones.

¿En su nuevo disco Girls in Peacetime hay canciones nostálgicas o más enfocadas al futuro?
Hay una que se llama "Nobody's Empire", escrita por Stuart Murdoch (vocalista). Se trata sobre su mejor amigo, que padecía el síndrome de fatiga crónica. Murdoch escribió la canción para sí mismo, pues también lo padece. Ambos lograron mejorar después de un tiempo, pero el año pasado Stuart tuvo una recaída. Es como un recordatorio: si una vez logró estar bien, lo puede superar nuevamente. La primera vez que la escuché, pensé que era un tema duro, pero al mismo tiempo es maravilloso poder cantar sobre él.

Escriben canciones acerca de temas muy personales, ¿se sienten vulnerables en el proceso?
Nos conocemos muy bien y nos tenemos mucha confianza. No nos preguntamos sobre los motivos de las canciones. Simplemente nos enfocamos en tocarlas y no hablamos de eso.

Son una banda muy unida. Se respetan y eso se refleja en su trabajo. Definitivamente. Ahora existe un respeto más real entre nosotros. No es que antes no hubiera, sólo que ahora tenemos confianza y sabemos en qué somos buenos. Cuando alguien tiene una idea, simplemente confiamos en que cada uno sabe qué hacer, lo respetamos y apoyamos. Todo se da por estar juntos durante tanto tiempo.

El sonido de su sencillo "The Party Line" es diferente a lo que nos tenían acostumbrados, ¿a qué se debe este cambio?
En este disco quisimos crear un sonido bailable. No nos alejamos del nuestro, pero tratamos de hacer cosas que antes no hubieran salido tan bien.

¿Hay más de ese ritmo bailable en su nuevo disco?

Hay un par de canciones que son bailables, pero es muy variado. No tiene un solo concepto, es un gran paisaje de cosas.

¿Cómo fue su experiencia en el Corona Capital (2014)?

Muy emocionante. El festival fue increíble, aunque el lugar estaba lleno de lodo. Quedamos maravillados con tanta gente. Nos hubiera gustado estar más tiempo en la ciudad. De poder quedarme, me gustaría volar sobre México para ver las montañas.

¿Hay algún lugar en especial que te gustaría visitar?
La última vez fuimos a la Pirámide del Sol y mi maestra, que es guitarrista de The Vaselines, hizo yoga en la cima. Fue muy divertido. Me gustaría viajar por carretera, así podría conocer más los lugares, e incluso, tomar fotografías.

¿Planean hacer un tour mundial el próximo año? ¿Volverán a México?
Sí, lo haremos. Comenzaremos la gira en Nueva Zelanda y Australia. América está dentro de nuestros planes. Será un año muy ocupado.

Comentarios

0 comments